40 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE TERROR DE MOLINS DE REI '21
Despojado de cualquier etiqueta que pueda llevar a engaño, se celebró en la ciudad del Baix Llobregat, de forma presencial entre el 7 y el 17 de noviembre del presente año, la edición XL del conocido popularmente como Terrormolins. Un evento en sí mismo que amplía horizontes año tras año y que intenta desmarcarse de la ampulosidad de certámenes de mayor envergadura. Este año, celebrando el 40 aniversario y 48 años después de su primera presencia en forma de Maratón de 16 horas de cine de terror —una de las pioneras a nivel europeo— en 1973 —curiosamente fecha en la que aparece acreditada la producción “encontrada” de
En estreno
 
ESPECIAL «JOHN FRANKENHEIMER REVISITADO» (PARTE I, 1957-1973)
El próximo verano se cumplirán veinte años del fallecimiento de John Frankenheimer (1930-2020). Coincidiendo con la salida al mercado del libro publicado por el sello Kane Ediciones que está llamado a convertirse en una obra de referencia sobre la obra del cineasta neoyorquino, en cinearchivo.net damos cabido a un Especial John Frankenheimer revisitado con la publicación de artículos complementarios al dossier que vio la luz en nuestra web en febrero y marzo de 2011. Entre estos artículos computa el referido precisamente al contenido de John Frankenheimer: un francotirador en Hollywood (Kane Ediciones, 2021), escrito por Christian Aguilera dentro de la colección de la publicación de nuevo cuño titulada «La generación de la televisión», a mayor gloria de los realizadores surgidos de la pequeña pantalla que dieron el salto al medio cinematográfico entre mediados los años cincuenta y principios de los sesenta. Para esta primera parte del Especial analizamos los catorce primeros largometrajes de Frankenheimer, incluido Sueños prohibidos (1973), un título prácticamente invisible que forma parte del cuerpo análisis de la monografía de Christian Aguilera, cuya publicación sirve de "excusa" para regresar sobre la obra de uno de los mayores talentos del cine norteamericano de la segunda mitad del siglo XX.
ADIÓS AL CINEASTA PETER BOGDANOVICH, A LOS 82 AÑOS
Fallecido el pasado 6 de enero en su residencia angelina, según fuentes de la familia, por causas naturales, Peter Bogdanovich pasará a los anales por ser uno de los mayores divulgadores y conocedores de la Historia del Cine de los Estados Unidos. Crítico antes que cineasta (escribió en la prestigiosa revista Esquire), debutó como director de largometrajes a los veintiocho años con Un héroe anda suelto (1967), primera propuesta de un total de casi una veintena de películas que llegó a rodar a lo largo de cerca de cuarenta años. En cinearchivo.net rendimos nuestro particular
54 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '21
Entre el 7 y el 17 de octubre de este año, se celebró la quincuagésima cuarta edición del Sitges Film Festival, como gusta internacionalizar a este emblemático certamen ubicado desde sus inicios en la blanca subur. Eso sí, autoproclamarse uno mismo como número uno del sector no es algo que podamos llamar falsa modestia, más bien autocomplacencia. Seremos los informadores y periodistas los que tengamos que elevar a dicha categoría esta verdad tangible en cifras y en número de proyecciones. Lo de la calidad es harina de otro costal.
FELLINI DE LOS ESPÍRITUS (2020)
Documental que explora en aspectos poco conocidos o que apenas han trascendido de la personalidad de Federico Fellini, cineasta nacido en Rimini en 1920 y fallecido en 1993. Imágenes de la celebración del funeral de estado de Fellini sirve de punto de partida a esta pieza cinematográfica que se suma a la conmemoración del centenario del natalicio de uno de los cineastas más influyentes de su época.
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS I - III: 1999-2005) (ESPECIAL GEORGE LUCAS)
En la convención de Star Wars celebrada en 1987, coincidiendo con el décimo aniversario del estreno de la pieza fundacional, a requerimiento de algunos fans asistentes al evento George Lucas se mostró impreciso en relación a la posibilidad de dar forma a las dos nuevas trilogías que había imaginado tras el impresionante éxito cosechado con la primera. Presumiblemente, en su fuero interno abrigaba la opción de materializarlas siempre que los avances tecnológicos lo permitieran. Ya superado el ecuador de la década de los ochenta no parecía, pues, que semejante escenario estuviera a punto de darse. Así pues, a la espera de acontecimientos relevantes en el ámbito de la
40 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE TERROR DE MOLINS DE REI '21

                                


              CUATRO DÉCADAS DE TERROR EN EL BAIX LLOBREGAT  

 

Crónica de Àlex Aguilera

 


Despojado de cualquier etiqueta que pueda llevar a engaño, se celebró en la ciudad del Baix Llobregat, de forma presencial entre el 7 y el 17 de noviembre del presente año, la edición XL del conocido popularmente como Terrormolins. Un evento en sí mismo que amplía horizontes año tras año y que intenta desmarcarse de la ampulosidad de certámenes de mayor envergadura. Este año, celebrando el 40 aniversario y cuarenta y ocho años después de su primera presencia en forma de Maratón de 16 horas de cine de terror —una de las pioneras a nivel europeo— en 1973 —curiosamente fecha en la que aparece acreditada la producción “encontrada” de George A. Romero, The Amusement Park presente en el certamen—, TerrorMolins vuelve por sus fueros recuperando incluso una sala emblemática, el Foment, tras muchos años de inactividad.
 Reflejo de la evolución que ha sufrido la sociedad antes, durante y tras la pandemia —aún no finiquitada—, el equipo del Festival decidió con buen tino dar continuidad al certamen de forma online para así perpetuar su devenir a nivel tanto institucional como de referencia cara al aficionado aledaño o alejado físicamente de la muestra. Tras ese año atípico pero fructuoso, TerrorMolins ha resurgido de sus cenizas en forma de un profesionalismo más acuciado, un mayor número de cintas programadas y lo que es más importante, una identificación con el público asistente (en su mayoría locales) que valora el empeño y el esfuerzo dedicado durante los meses precedentes. En este sentido, TerrorMolins nos recuerda al mejor Festival de Sitges de los años ochenta, aquel que iniciara su singladura en los albores de los ochenta de la mano de Joan Lluís Goas y de su equipo.
    Un trato muy cercano, así como una programación ajustada en sus más de once secciones —quizá un aspecto a definir y pulir— que abarcan once días de Festival non stop. En parte, la involucración del Ayuntamiento de Molins de Rei ha estado clave para que el contrato contraído con el público potencial sea ya una realidad. Pero, la pregunta es: ¿hasta dónde puede llegar Molins como certamen en los próximos años? La respuesta no está tanto en la consolidación del mismo como en la línea a seguir, siendo conscientes de las limitaciones económicas y de susceptibles espectadores identificados con esta manifestación cultural de primer orden. Por ahora, nos atrevemos a decir que está dentro del pódium de Festivales de género fantástico del Estado español.
Si bien lo que realmente importa a la mayoría de participantes —tanto invitados, acreditados y, especialmente, público— es la calidad de lo proyectado. Más allá de ver películas de género con mayúsculas —sin trampa ni cartón destacan el Terror como su fuente principal—, el TerrorMolins busca cada año un leitmotiv que lo identifique. En esta ocasión, ha sido la ‘contracultura’. Un nombre compuesto que le va el anillo al dedo por cuanto esa fue la época donde nació gracias a un grupo de amigos esa edición seminal reducida a una maratoniana jornada. Unos primeros pasos nutridos de suculentas anécdotas que pudimos escuchar en una inolvidable sesión con cuatro miembros de distintas épocas de la organización en el transcurso de la obertura de la exposición de los cuarenta años de la Muestra. Una primera toma de contacto con un certamen que dio su pistoletazo de salida el día 8 de noviembre con una sesión inaugural evocadora de una ambiente festivalero con las proyecciones del irreverente cortometraje Night of the Living Dicks y el largometraje en sketches V/H/S 94, continuación de dos títulos ya de culto entre el aficionado.
    Pasemos, pues, a comentar de forma somera las secciones del festival agrupándolos en cinco apartados.
 
SECCIÓN OFICIAL
Once títulos —de nuevo— en una sección que aglutinaba media docena de ellos ya presentes en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges. No por ello su justificación en dicha sección respondía a criterios eminentemente coherentes, provenientes de diversas cinematografías, a modo representativo. De esta forma, se pudieron contemplar en «la Peni» —epicentro del certámen catalán— cintas como la neozelandesa Coming Home in the Dark, la británica In the Earth —a la postre, justa vencedora—, del veterano en el género Ben Wheatley (Kill List, Turistas); la divertida La pasajera o la inclasificable Y todos arderán; amén de las dejà vu, Offseason, The Boy Behind the Door o la tediosa We Need to Do Something.
 
SECCIONES BEING DIFFERENT / BLOODY MADNESS
En el degustar de un cine de incierto calibre, “siendo diferente” se enmarca en dar cabida a ‘otras voces’ del fantástico, pero no a nivel direccional sino de contenido. Una propuesta equiparable a la de Noves Visions del Festival de Sitges. Pues, eso, se tendría que marcar un trazo diferencial para con el certamen costero.
    Destacó la propuesta proveniente del Reino Unido, Caveat —en una plausible sesión doble con In the Earth—. Una Haunted House con todas las de la ley, aunque dotada de un componente psicoanalítico que la diferencia del resto. Buen debut de Damian McCarthy en la dirección. Por lo que se refiere a la estadounidense When I Consume You, causó una impresión desigual, no siendo, en absoluto, un título nada desdeñable, pese a su indescifrable guion.
    La sección dedicada a la ‘locura sangrienta’ aunó un total de cinco títulos, entre ellos, el remake de una producción de Roger Corman, Slumber Party Massacre; la ignota cinta tailandesa The Maid y la taiwanesa The Sadness, de rabiosa actualidad por cuanto su temática deriva de un virus latente.
 
SECCIONES VIDEODROME / REMEMBER
Nueva sección a mayor gloria del film de 1982 de David Cronenberg —del que se pudo ver un corto innecesario sobre su futura muerte—, donde se dan citan una serie de cintas seleccionadas para ser programadas exclusivamente online por tiempo limitado en una plataforma de éxito: Filmin. Nada que decir, salvo la oportunidad de poder visionar cintas difícilmente accesibles en otros formatos y certámenes. A descubrir. Cerró la sección, Silence & Darkness, donde curiosamente lo mejor del film se halla en su final, consecuente con lo que se veía de forma un tanto tediosa y reiterativa en su metraje precedente en torno a la reclusión de dos hijas por parte de un doctor aparentemente proteccionista.
    Otro tanto cabría decir de la sección “Recuerdo”. Con cintas disponibles en esa misma plataforma con fecha de caducidad. No estrenadas ni en su momento cuando pasaron por el Festival ni hoy en día. Destacar la primera cinta de Taylor Sheridan —guionista de Comancheros, Vile, por su valentía y originalidad en tratar el tema del dolor como terapia de salvación, o la de Eduardo Sánchez (El proyecto de la bruja de Blair), Exists, entre el catálogo a disposición del usuario ávido de sensaciones fuertes como la que provocó en su día la irlandesa Let’s Us Prey (2014).
 
SECCIÓN TRUE SURVIVOR
Ocho cintas componen esta inclasificable sección dedicada a preservar cintas extrañas o directamente "raras" en su concepción. Entre ellas, la esperada, Jacinto, de Javi Camino o la bielorusa Spice Boyz.
 
SECCIÓN FUERA DE COMPETICIÓN
La más que interesante cinta ‘recuperada’ de los cajones de la mansión de los Romero, The Amusement Park, de escasa hora de duración, pero que comprende una reflexión en primera persona sobre la soledad y la vejez. Por extraño que parezca es una cinta —ubicada en un parque de atracciones— con principio, desarrollo y final.
    Asimismo se programó la cinta paranormal Viaje al más allá (1980) de Sebastián d’Arbó, tras un interesante Vermut literario (con la presentación de nada menos que seis libros, toda una efeméride); además de la polémica Violation y la película de culto de Iván Zulueta Arrebato (1979). Como acompañamiento de la sección siete cortometrajes entre los que sobresalía T’es morte Hélène? (premiado en el BIFFF belga)
 
SECCIÓN CORTOMETRAJES A COMPETICIÓN
Dos docenas de cortos divididos en tres bloques garantizaban el seguimiento pausado de cada uno de ellos seleccionados para la ocasión. La dificultad estribaba en mantener un nivel medio alto en cada una de las proyecciones. A fe que lo consiguieron. Por encima de todos ellos, en mi opinión, el corto francés de animación Stop-Motion Un coeur d’or. Buen nivel.
 
DOCUMENTALES
Una sesión exclusiva online (hasta el 21 de noviembre), en la cual se pudieron visionar hasta un total de once (again) documentaires de todos los estilos y procedencias. Nos adentramos en media doce de ellos. Desde el punto de vista más Fandom, Culto al terror hasta el más dedicado a la especialidad técnica, El sonido del terror pasando por el fugaz Fulci Talks –el artesano italiano entrevistado en profundidad por gente cercana a su cine-, la delirante Greetings From Tromaville (con Lloyd Kaufman y Michael Herz haciendo declaraciones por separado, repasando sus respectivas carreras) o la interesantísima Tales of the Uncanny, revisando las cintas Omnibus o de antologías del último medio siglo en relación al fantástico, en especial el británico de la Hammer y la Amicus.
 
OTRAS SECCIONES / REFLEXIONES
Con el ánimo de insuflar un sentido autoral se proyectaron sesiones infantiles dedicadas a este segmento vital de nuestra sociedad, así como un taller de manualidades. En otro orden de cosas, la consabida sesión "estrella" desde sus inicios, La Maratón, incluyó seis películas —cinco de ellas ya referenciadas—, nada que ver con la que se proyectó en 1979 con estos títulos ya clásicos: La matanza de Texas, La profecía y El exorcista, entre otras. Casi nada al aparato.
    Como colofón a un festival de Molins, cuyos habitantes en gran parte se muestran orgullosos de tenerlo entre ellos, apuntar a modo de reflexión, que su hábitat debería ser el mismo, sin desear crecer en demasía, desembarazándose en la medida de lo posible de su hermano mayor, Sitges Film Festival; buscando invitados ilustres pero no mediáticos —como en su día fue Jesús Franco o este año y otros, Kara Elejalde, hijo adoptivo de la vila—, y preservando su carácter de independiente, no querer ni desear sufrir injerencias externas de todos los ámbitos. Ser tal cual, Molins, el TerrorMolins.•