39 EDICIÓN BIFFF (BELGIUM INTERNATIONAL FANTASTIC FILM FESTIVAL) '21
A la hora de hablar sobre festivales de Cine Fantástico alrededor del mundo, convendría tener en valor a uno de los más longevos en este determinado sector: el BIFFF. El Belgium Fantasy Film Festival, que cumple este año su 39 edición, marcado, ¿cómo no?, por la maldita pandemia que ha azotado a medio mundo y al otro, también. Un valor incalculable ya resulta hacer una edición, sea en el formato que sea, cuando lo más fácil sería abandonar una organización con las restricciones impuestas por los diferentes gobiernos de cada país. Por causas ya
En estreno
 
ESPECIAL DAVID MAMET (1987-2008)
Más conocido por su faceta de dramaturgo y de guionista que por su condición de director, David Mamet (n. 1947) ha llegado a completar, hasta la fecha, un total de diez largometrajes tras las cámaras. En cinearchivo.net analizamos cada una de estas producciones con la salvedad de Oleanna (1994), presumiblemente el más cercanos de sus largometrajes a su quehacer en calidad de dramaturgo. Ausente de la dirección de películas en los últimos doce años, Mamet deslumbró con su debut en Casa de juegos (1987), brindando un papel a medida de Lindsay Crouse, por aquel entonces su esposa en la vida real. Al cabo de un tiempo, Rebecca Pidgeon reemplazaría a Crouse, participando en la totalidad de las producciones que dirigía su marido desde El caso Winslow (1999). El presente dossier se complementa con la reseña crítica de David Mamet por David Mamet (2006, Alba Editorial), fundamentado en una serie de entrevista al afamado dramaturgo valedor de un premio Pulitzer por su obra Glengarry Glen Ross, asimismo llevada a la gran pantalla pero por otro director, James Foley.
EN LA MUERTE DE RICHARD DONNER, EL DIRECTOR DE «SUPERMAN»
El pasado 5 de julio conocimos la noticia del fallecimiento de Richard Donner a los 91 años de edad. Las muestras de condolencias se han sucedido estos días en infinidad de foros cinematográficos por parte de aficionados que hemos crecido viendo sus películas. Donner no desaprovechó la oportunidad que le ofreció la Fox para dirigir el que hoy en día sigue siendo un clásico indiscutible del género de terror (en su derivada satánica), La profecía (1976), cuyo éxito cursó a favor de su candidatura para ocupar la plaza de directed by de la seminal Superman
V EDICIÓN BCN FILM FESTIVAL '21
Quinta edición de un certamen que nació con vocación de Festival popular y que ha consolidado en este lustro una capacidad de convocatoria cada vez mayor, aun cuando la situación de pandemia ha condicionado, solo en parte, su razón de ser. Como apuntamos el año anterior, la ejecución de un festival de este nivel en aras de ser justos en tal situación es, cuanto menos, un gesto honorable y decidido a enorgullecer al séptimo arte.
FELLINI DE LOS ESPÍRITUS (2020)
Documental que explora en aspectos poco conocidos o que apenas han trascendido de la personalidad de Federico Fellini, cineasta nacido en Rimini en 1920 y fallecido en 1993. Imágenes de la celebración del funeral de estado de Fellini sirve de punto de partida a esta pieza cinematográfica que se suma a la conmemoración del centenario del natalicio de uno de los cineastas más influyentes de su época.
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS I - III: 1999-2005) (ESPECIAL GEORGE LUCAS)
En la convención de Star Wars celebrada en 1987, coincidiendo con el décimo aniversario del estreno de la pieza fundacional, a requerimiento de algunos fans asistentes al evento George Lucas se mostró impreciso en relación a la posibilidad de dar forma a las dos nuevas trilogías que había imaginado tras el impresionante éxito cosechado con la primera. Presumiblemente, en su fuero interno abrigaba la opción de materializarlas siempre que los avances tecnológicos lo permitieran. Ya superado el ecuador de la década de los ochenta no parecía, pues, que semejante escenario estuviera a punto de darse. Así pues, a la espera de acontecimientos relevantes en el ámbito de la
V EDICIÓN BCN FILM FESTIVAL '21


              UNA LUZ EN EL HORIZONTE

 

Crónica de Àlex Aguilera

 


Quinta edición de un certamen que nació con vocación de Festival popular y que ha consolidado en este lustro una capacidad de convocatoria cada vez mayor, aun cuando la situación de pandemia ha condicionado, solo en parte, su razón de ser. Como apuntamos el año anterior, la ejecución de un festival de este nivel en aras de ser justos en tal situación es, cuanto menos, un gesto honorable y decidido a enorgullecer al séptimo arte.
   Convendremos que asistir, sea como público o cronista de un medio determinado, en este caso, resulta más un acto de fe para con el cine que una decisión ajustada a la comodidad de la sala de estar de una casa particular. Mas aún, cuando las limitaciones de aforo, el estorbo de una mascarilla ausente en casa propia y un desplazamiento lejos de tu domicilio habitual, supone un hándicap difícilmente recompensable. De todas formas, en la mayoría de los casos la razón tuvo una justificación más allá del argumentario de la propuesta cinematográfica seleccionada.
    Asistir, pues, de manera presencial fue la opción única, con buen criterio, en los cines Verdi de Gracia, sede fija del BCN FILM Festival.
 
SECCIÓN OFICIAL
De las quince películas seleccionadas a concurso, se nos ocurre, primeramente, que la cifra es suficientemente proporcionada. En segundo lugar, el leitmotiv de la misma, la traslación a imágenes de una novela determinada o un acontecimiento histórico de relevancia o desapercibido para una inmensa mayoría -incluso de seguidores de hechos que tiene que ver con la política y la sociedad- es una garantía a priori de veracidad y también de licencias propias de una adaptación de este tipo. Literatura y cine, dos lenguajes distintos.
La inauguración se dilucidó con la inclusión de una película nominada (hasta cinco en los Oscar®), Una joven prometedora. Más ajustada a su presencia en cualquiera de las secciones del Festival de Cine Fantástico de Sitges, la cinta protagonizada por la espléndida Carey Mulligan deviene una excentricidad de imposible aceptación como obra lúcida y digerible. Situaciones improbables dan paso a una película de difícil digestión.
     Entre la decena de títulos a los que tuvimos acceso fue El fotógrafo de Minamata (2020), la que mayor expectación provocó entre los asistentes. Las razones vienen derivadas de la presencia in situ de su protagonista, Johnny Depp, en funciones de productor e intérprete, dando vida al fotoperiodista Eugene Smith. Conviene hacer alguna precisión en cuanto a la presencia de esta, por otra parte, correcta cinta norteamericana. La rueda de prensa que se formalizó un día después del pase de prensa y de público, no convocó a todos los medios acreditados —no excesivos, en cualquier caso—; haciéndose una criba que no acabamos de entender, al parecer por motivos de espacio, en función de la gran expectativa que despertó la presencia del idolatrado actor. Quizá dos horas de espera, valiera la pena para algunos; un servidor, no asistió por las mencionadas restricciones. Se da el caso de medios que tan solo se acreditaron para ver a tan popular celebridad, sin ver si quiera la película que habla sin tapujos de una denuncia verídica en el Japón de los años setenta.
    En cualquier caso, la sección dio mucho más de sí, con títulos que justificaban realmente su presencia, caso de El poeta y el espía, con un espléndido y camaleónico Sergio Castellito, en el rol del escritor Gabriele D’Annunzio, un mal poeta —como reza el título original— que flirteó en demasía con las «camisas negras» de Benito Mussolini, no así con el de acuerdo de éste con Hitler. En otro orden de cosas, Hotel Coppelia nos adentra en un prostíbulo regentado por una dominicana que ve interrumpido su negocio con la presencia, en 1965, del ejército norteamericano en plena Guerra Civil. Basada en hechos reales, la cinta discurre con situaciones demasiado rocambolescas ejercidas por actores de escasos recursos interpretativos, salvo en el caso de Lumi Lizardo, su protagonista. En cuanto a la esperada recreación de los últimos años de vida del poeta sajón Dylan Thomas (interpretado por un histriónico Rhys Ifhans, con un semblante extraordinario a un anterior Gary Oldman) en Last Call, dejar constancia de su reiteración en muchas de las escenas —rodadas en un blanco y negro artificial— que incluyen el metraje de una cinta que se hace tediosa por momentos. Avanzado el certamen, se pudo visionar Sueños de una escritora en Nueva York, adaptación pretenciosa de la relación entre una arribista joven que llega a Nueva York con el ánimo de convertirse en escritora de éxito y su futura editora (una elegante Sigourney Weaver). En el trasfondo, la adaptación de la novela Mi año con Salinger, de Joanna Rakoff, con el veterano escritor en segundo plano dentro de una historia poco probable dentro del llamado «sueño americano».
    El drama histórico The Good Traitor tuvo su conveniente pase a mayor gloria de una historia mínima, aunque altamente desconocida: el papel del embajador Henrik Kauffmann (el galardonado Ulrich Thomsen) en la ocupación de Dinamarca en la Segunda Guerra Mundial por parte de las fuerzas nazis.
    Accedimos al poco de empezar el certamen a Pequeño país, cinta aparentemente insignificante sobre Burundi, y la guerra con Ruanda a finales del pasado siglo. Sin excesivas pretensiones, la película se desarrolla de forma anodina hasta la parte final, en verdad espléndida, que imprime una pátina de realidad en las escenas de revueltas que dignifican una propuesta arriesgada.
    Ya fuera de concurso, asistimos impertérritos a las propuestas hispano-argentinas (habituales, en los últimos tiempos), El año de la furia (con una Maribel Verdú, de lo poco destacable), entorno a las supuestas injerencias en 1972 de la dictadura uruguaya que hacen mella en un par de cómicos de escaso recorrido; Crónica de una tormenta, un experimento puramente teatral que galvaniza una mujer (una contenida Clara Lago) con ansias de mejorar en un diario ocupado por un enfermo a todos los niveles, interpretado por el repetitivo Ernesto Alterio. Basado en la novela Tostesterona.
    Dos historias sencillas, aunque previsibles, La familia Bloom —con la maravillosa Naomi Watts y el reverenciado Andrew Lincoln (el Rick Grimes de Walking Dead)— narrando la epopeya que vive una madre de casa con tres hijos maravillosos (sic), que ve truncado su bienestar con una absurda caída en Tailandia (en la memoria de Watts, Lo imposible); en cuanto a la comedia Una canción irlandesa, la sola presencia —en pantalla— de Emily Blunt no despertó las prebendas que algunos quisiéramos otorgarle, puesto que la cinta tan solo se sustenta por algunos diálogos y situaciones, más que por las absurdas conjeturas fabulísticas de su partenaire Jamie Dornan. Ni tan siquiera, el veterano Christopher Walken salva la función de una simpática, en apariencia, comedia agridulce.
    Para finalizar este apartado la ganadora al mejor director en Berlín del pasado año, La mujer del espía, no acabó de gustar al personal, dejándolo excesivamente frío; si bien, la cinta es escrupulosa en los hechos narrados y en la efectividad de la puesta en escena del otro maestro Kurosawa, Kiyoshi.
 
 
IMPRESCINDIBLES
No tenemos más que congratularnos de la presentación en sociedad del mejor ciclo que se haya hecho en las últimas décadas sobre la figura de Charles Chaplin, en arte «Charlot». Los diez largometrajes de su autor, entre ellos obras maestras como la recuperada Monsieur Verdoux (1946), El gran dictador (1940), Candilejas (1952), El chico —en el cumplimiento de su centenario siendo el leit motiv del cartel del festival— y la infravalorada El circo (1927), restaurada hace apenas dos años; en magníficas copias coparon la retrospectiva y la sección más interesante del certamen barcelonés. Además, Carmen Chaplin (nieta del actor) presentó un teaser de un documental en creación, acompañando a otros cortometrajes no excesivamente vistos del genial ‘hombre orquesta del cine’ de la primera mitad del siglo pasado,
    No hay que dejar al azar la inclusión fuera de los «Imprescindibles», del pase Especial y único en Zona Oberta (tras hacerlo en 2009, en el Festival de Sitges) de la obra del controvertido Nicolas Winding Refn, a propósito de Valhalla Rising, cinta de aventuras convertida por el autor danés en una cinta de ciencia-ficción enigmática e indescifrable, rodada en parajes naturales, en su primera obra en digital.
    Por lo demás, un acercamiento al cine oriental a través de cintas tan inclasificables como Charulata, la esposa solitari(1964) del hindú Satyajit Ray o la obra maestra de Kon Ichikawa, El arpa birmana, amén de otras obras de calado internacional como el clásico La bella y la bestia (1946) de Jean Cocteau. Todas ellas, fuera, sin embargo, de nuestro alcance temporal, a descubrir, a buen seguro, por el público juvenil.
   Para finalizar, nos queda hacer una reflexión. Las expectativas en un certamen de este tipo no deberían ir más allá de las posibilidades del mismo. Sesenta cintas es una buena cifra. Un par de invitados de relevancia (Johnny Depp e Isabelle Huppert), también los son. Aventurar nombres conocidos, famosos o estrellas que, con toda seguridad, no podrán desplazarse, caso de Sigourney Weaver, Naomi Watts, Kiroshi Kurosawa o Nicolas Winding Refn (insuficiente el tiempo para preguntas, a todas luces) no debería modificar el carácter de festival popular ligado a la fiesta del libro por excelencia, el Sant Jordi.