EXPOSICIÓN STANLEY KUBRICK EN EL CCCB (OCTUBRE '018-MARZO '019)
Los aficionados al cine de Stanley Kubrick en el estado español tienen un nuevo argumento para “reverenciar” su magna obra merced a la exposición del CCCB (Centre de Cultura Contemporànea de Barcelona) que se inauguró el pasado 24 de octubre de 2018 y concluirá el 31 de marzo de 2019. Este evento se añade a la oferta de un año prolijo en actividades que giran en torno a la obra de Kubrick, especialmente referido a 2001: una odisea del espacio (1968) en el cumplimiento de su 50 aniversario, con la presencia de parte de la familia Kubrick en la pasada edición —la 51— del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, invitada en la gala de
En estreno
 
ESPECIAL ROBERT ALTMAN (PARTE II, 1979-2006)
No cabe duda que la industria cinematográfica estadounidense no perdonó a Robert Altman el haber encadenado dos fracasos comerciales de la envergadura de Quinteto (1979) y Popeye (1980). Por ello, Altman pasó por una etapa preñada de dificultades, buscando refugio en la docencia y tratando de sacar a flote proyectos que en su conjunto palidecían frente a la serie de producciones que había rodado en los años setenta. En cinearchivo.net damos cobertura al análisis de una quincena de largometrajes de Altman comprendidos entre finales de los años setenta
FALLECE EL DIRECTOR STANLEY DONEN A LOS 94 AÑOS
Uno de los últimos actos públicos en que pudimos ver a Stanley Donen (1924-2019) fue con motivo del Oscar® Honorífico que recibió por parte de los miembros de la Academia de las Ciencias y de las Artes Cinematográficas de Hollywood en 1998. Más de veinte años después
51 EDICIÓN FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES
El peligro que conlleva seleccionar dentro de una parrilla de cintas en cualquier certamen que incluya una competencia entre las películas presentadas, resulta ya de por sí harto difícil. Si a ello, añadimos las restricciones propias de la abultada programación y demanda de entradas, nos vemos en la obligación de escoger entre el grano y la paja, aún sabiendo que en muchos
LAS MARAVILLAS DEL MAR (2017)
Jean-Michel Cousteau y sus hijos Céline y Fabien continúan con la noble misión de su padre y abuelo, el comandante Jacques Cousteau. Filmada a lo largo de tres años en localizaciones que van de las islas Fiyi a las Bahamas, nos invitan a sumergirnos en un viaje apasionante bajo el agua de los océanos que cubren el 71 por ciento de la superficie de nuestro planeta. Un festín visual con un importante mensaje educativo y ecológico
LA BANDA SONORA DEL MES: «FIRST MAN (EL PRIMER HOMBRE)» (2018)
Había una gran expectación ante el nuevo proyecto de Danielle Chazelle tras sus dos reconocidos films vinculados (de modo diferente) al mundo de la música, Whiplash (2014) y La La Land (2016), saldados con un gran rendimiento en taquilla además del éxito artístico significado en los tres Oscar® obtenidos por la primera y los seis de la segunda. En este sentido, la pareja artística formada con el compositor Justin
EL LIBRO DEL MES: «JOHN WILLIAMS: SINFONÍAS DE UN NUEVO MUNDO»
Hablar de John Williams es hacerlo no solo de un icono de la música cinematográfica, sino de la música en general. Nacido en Long Island en 1932, estudió composición y piano en la Universidad de California y completó sus estudios musicales en la Escuela Juillard de Nueva York. En sus inicios
LA NOCHE DE HALLOWEEN (1978) (EDICIÓN ESPECIAL COLECCIONISTA)

HALLOWEEN (John Carpenter) (edición coleccionista)

                                                      

       
 
Características BD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas / Audiocomentario del director John Carpenter y la actriz protagonista Jamie Lee Curtis / documentales Halloween: desde dentro (2000), Halloween: una joya de siempre (2003) y Halloween desenmascarado (2000) / Escenas extendidas grabadas para la emisión en el canal NBC, en 1981 / Pista aislada de audio con la banda sonora y los efectos de sonido / Tráilers de cine / Spots de TV.  Resolución: 1.080 p.  Formato: 2:35:1 Widescreen.  Idiomas:  Inglés y Castellano. Subtítulos: Inglés, Castellano y Portugués.  Duración: 90 mn. Distribuidora: Research Entertainment. Fecha de lanzamiento: 15 de febrero de 2018.
SINOPSIS: Las fuerzas policiales de una pequeña localidad de la costa Oeste de los Estados Unidos reciben la noticia de que un individuo llamado Michael Myers ha escapado del centro psiquiátrico donde ha permanecido más de quince años. Según el historial médico facilitado por el doctor Sam Loomis, Myers había sido internado porque cuando aún era un niño asesinó a su madre con un cuchillo de cocina. A pesar de que han transcurrido muchos años, Myers no ha logrado curarse del episodio traumático que protagonizó durante su infancia y ya próximo a cumplir veinticinco años, se ha convertido en una seria amenaza especialmente para las chicas de la población. Laurie Strode parece ser la siguiente víctima de Myers, dejándola como advertencia una lápida de una de las tumbas que ha profanado sobre su cama.

El origen y su repercusión
 
COMENTARIO: Pese a la mala distribución que sufriera Asalto a la comisaría del distrito 13 (1976), película fundacional en varios aspectos del modo pausado y milimetrado a la hora de rodar cine de acción del joven John (Howard) Carpenter y de otros cineastas, el encargado de tal desatino en Estados Unidos, Irwin Yablans, le encomendó la materialización de una idea propia, aunque algo dispersa: el asedio a una niñera en la víspera de Todos los Santos. La idea fue tomando forma cuando Carpenter accedió a la dirección de el que, sin duda, ha sido el título más rentable de cuantos ha realizado hasta la fecha. No en vano, Halloween recaudó cincuenta y cinco millones de dólares frente a las escasos trescientos mil dólares presupuestados. Situada en la población ficticia de Haddonfield, Illinois —aunque Debra Hill, la productora, viviera en ese lugar de Nueva Jersey durante su infancia—, La noche de Halloween se abre con la música del mismo Carpenter, al tiempo que unas calabazas van apareciendo en los créditos; pronto descubrimos que la acción tiene lugar en 1963, concretamente el 31 de octubre (meses después del asesinato de JF Kennedy), y cómo una cámara subjetiva se va acercando a una casa habitada. Es medianoche y, de repente, intuimos que alguien se coloca un antifaz, coge un cuchillo de grandes dimensiones y se dirige escaleras arriba hasta llegar a la planta superior donde asesta una serie de puñaladas, primero, a un muchacho, y más tarde, a una adolescente desnuda peinándose sentada en el interior de su habitación. El plano siguiente muestra la cámara alejándose y el plano abierto nos descubre, al llegar un matrimonio, al autor de los hechos: un niño de mirada perdida, de unos seis años de edad (Will Sandin) a quien sus progenitores parecen preguntar desesperadamente: «Michael, pero, ¿qué ha pasado?». Un comienzo relevante, formalmente impecable que nos adentra en una historia que tendrá como denominador común «el Mal», esta vez corporizado en un muchacho que responde al nombre de Michael Myers. Con esta simple pero efectiva introducción sabemos que algo anormal va a acontecer.
   Quince años después, en la clínica mental Smith’s Grove, en un día de lluvia intenso (elemento desestabilizador) hace su aparición el doctor Sam Loomis (encarnado por el gran Donald Pleasence, gracias a la intermediación de su hija Angela, fan del film anterior de Carpenter). «El mal se ha ido, pero volverá», interpelará a la enfermera que lo acompaña cuando descubren la huída del paciente Michael Myers. Como curiosidad cabe decir que tanto el doctor (Loomis) como la enfermera (Marion), hacen referencia a los nombres de la pareja protagonista de Psicosis (John Gavin y Janet Leigh), y no por casualidad.
   De vuelta a Haddonfield, con sus amplias avenidas y dirigiéndose a la escuela, observamos la figura delgada de una joven, Laurie Strode, con los ojos de Tony Curtis y las bellas facciones de Janet Leigh, interpretada por Jamie Lee Curtis en su debut en el cine. En su camino debe depositar un sobre en la antigua casa —encantada, para buena parte de sus conciudadanos— de los Myers. Nadie sospecha de que cerca, muy cerca, está Myers: su respiración profunda en off nos lo advierte. El leit motiv de Carpenter suena cuando aparece o cuando su presencia se percibe de algún modo. La amenaza es latente y el denominado Bogeyman u «hombre del saco» para los más pequeños —esos que entonan con ingenuidad en la festividad de Todos los Santos, «Truco o trato»— empezará a irrumpir en sus vidas de forma un tanto fantasmagórica (véase la escena en la que aparece ataviado con una sábana), pero real. Una pesadilla continua en tan celebrada noche, cuyo símbolo, la calabaza iluminada con velas, signo de protección, no podrá hacer nada para alejar el «Mal». Concluyente resulta también la frase de Loomis haciendo referencia a Myers: «Él no es un hombre». Bajo esa silueta vista de espaldas en algún plano corto estaría Nick Castle, amigo de Carpenter, componente de un grupo de rock común —Couple of the Villes—, escritor y futuro director. Premonitoria sería la aparición de unos fragmentos de El enigma de... ¿otro mundo? (1951) (1) en las pantalla de televisión de una de las adolescentes que cuida a un niño en la fatídica noche. No por casualidad, Howard Hawks siempre ha sido una fuente de inspiración en la filmografía de Carpenter. Igualmente sintomáticas resultan las escenas en las que el director californiano se recrea en la muerte como aspecto macabro; es el caso de la profanación de la tumba de su hermana y su posterior ubicación en el lecho de una de las parejas —de adolescentes— asesinadas. Un ser inmortal que se adentra hasta los lugares más íntimos como el de la excelente escena en la que Laurie Strode es vista desde el interior del armario de ropa, enjaulada, como si de una cárcel (las rejillas en sombras así lo reflejan) se tratara.
Finalmente, el film acaba con la figura de Myers que yace aparentemente muerto en el suelo (idéntica imagen se vería años después en Viernes 13, 3ª parte). ¿Dónde se esconde el «hombre del saco»?. En todos los sitios y en ninguno. El «Mal» no desaparece así como así, nos quieren dar a entender los verdaderos culpables de La noche de Halloween: John Carpenter y Debra Hill, quienes, junto a Nick Castle y Tommy (Lee) Wallace, diseñador de producción y montador, amén de director titular de la excelente Halloween III (nada que ver con las demás películas de la franquicia), y el soporte financiero de Moustapha Akkad e Irwin Yablans, construyeron uno de los films de terror más influyentes de los últimos treinta años.
 
De vuelta a donde todo empezó: Halloween. el origen, el remake
 
Transcurridos casi treinta años desde la aparición de La noche de Halloween y, tras siete entregas de la saga, el productor Malek Akkad (hijo del fallecido productor de la serie, Moustapha Akkad) en colaboración con Dimension Films, financia una especie de revisitación del título seminal, con pocas novedades pero sobre todo con la finalidad de explicar el porqué de esos acontecimientos. En definitiva, la génesis de un monstruo de carne y hueso, el Michael Myers adolescente. Para ello, el director Rob Zombie vuelve a exhibir la brutalidad con la que deleitó a miles de fans del género terrorífico con La casa de los 1.000 cadáveres (2003) y su secuela, Los renegados del diablo (2005). Centrada en el entorno familiar de Michael, cuya familia, a diferencia de lo que viéramos en la anterior, es desestructurada, de clase baja, cuyos componentes están ligados a la prostitución (madre), la bebida (un progenitor irascible y machista postrado en una silla de ruedas) y las drogas (una hija de aspecto punky), el nuevo Halloween se abre con una cita del ficticio doctor en psiquiatría Sam Loomis (aquí encarnado por Malcolm McDowell) acerca del «Mal». A partir de ese momento, Zombie nos describe el ambiente familiar tan nocivo que pudo haber conducido al pequeño Myers a cometer tales asesinatos. De aspecto andrógino —en algunos momentos parece una niña— Michael Myers es descrito como un chico (aquí de diez años de edad) con problemas internos, incomprendido, repudiado y vilipendiado por casi todos, excepto por su madre, algo que no habíamos visto en el film de Carpenter —no resultaba esencial al ver esa significativa mirada perdida tras cometer los asesinatos—. También se dedica más metraje a narrar los anteriores momentos a su fuga (con ríos de sangre a sus pies) del centro de salud mental. Por lo demás, Halloween: El origen se manifiesta como una reelaboración de los crímenes en manos de un psicópata «de facto» desde el lugar en el que empezó todo: Haddonfield. Diálogos y rituales parecidos que hacen sospechar de que tras este homenaje en forma de película se encuentra un elaborado planteamiento que intente captar a una nueva generación de seguidores. Por otra parte, gratificantes son las apariciones de viejas leyendas de aquella memorable época de los setenta en el género que nos ocupa, esto es, Richard Lynch, Dee Wallace, Brad Dourif, Malcolm McDowell, en papeles ciertamente interesantes.•
 
 

 (1
)  En 1981 el propio John Carpenter rodaría La cosa, a partir de idéntico relato que sirviera de base al film dirigido oficialmente por Christian Nyby y producido por Howard Hawks.
 
Àlex Aguilera      

EXTRAS:
Halloween desde dentro (2010). Documental que cuenta con la participación de varios de los intérpretes (Jamie Lee Curtis, Nancy Loomis, John Graham, P. J. Soles), técnicos (el director de fotografía Dean Cundey, el director John Carpenter) y productores (Moustapha Akkad, Irwin Yablans) de la seminal La noche de Halloween, además de periodistas como Carrie Rickey y Devin Faraci, quienes analizan el fenómeno no tan solo cinematográfico de este film de bajo presupuesto (320.000 dólares). Inicialmente titulada Babysitter Stolen a Killer, Yablans fue el responsable de colocar el relato en el marco de la festividad de Halloween. A partir de entonces, Tommy Lee Wallace se encargaría de trabajar, junto a Carpenter, los aspectos relativos al personaje de Michael Myers, cuyo nombre y apellido hacen referencia al crítico cinematográfico se ayudó con sus valoraciones positivas al estreno en Gran Bretaña a la distribución de Asalto a la comisaría del Distrito 13 (1976). Este documental cubre todas las aristas posible sobre el cómo una producción con un presupuesto bajo mínimos llegó a concretarse en tres semanas, incluido el rodaje de una complicada secuencia inicial que trata de emular a la de Sed de mal (1958). Numerosas anécdotas hacen acto de presencia en el relato de esta pieza, entre las cuales destaca que la máscara que utiliza «the shape» nace de una careta del capitán Kirk de Star Trek comprada por Tommy Lee Wallace en una tienda, que un total de cinco personas del equipo se pusieron la máscara y fueron captados por la cámara de John Carpenter, o que la asistente Debra Hill sugirió el nombre de la localidad de Haddonfield de donde era oriunda para que se utilizara conforme al escenario de la película, aunque ésta estuviera rodada en California. En el capítulo reservado a confeccionar el equipo artístico, ante la negativa de los agentes de Christopher Lee y Peter Cushing a que participaran en un film estadounidense hecho por novatos, Donald Pleasence accedió a encarnar al doctor Loomis (apellido extraído del personaje que da vida John Gavin en Psicosis), siendo contratado por cinco días de trabajo, a razón de un montante total de veinte mil dólares, un extra de un presupuesto ya reducido de por sí. Para la versión en castellano escuchamos de fondo las voces en inglés (1h 29’ 44”).
Halloween: una joya para siempre (2003) A diferencia del documental anterior, esta pieza tiene el interés añadido que se detiene en los aspectos técnicos del rodaje, en especial el empleo de la steadycam para solventar los problemas inherentes a la filmación en tiempo récord (veintiún días). Asimismo, dedica algunos minutos a las explicaciones ofrecidas por Carpenter al abordar la composición musical, fundamental para ofrecer la dimensión terrorífica por la que acabaría siendo conocida La noche de Halloween. Al respecto, Carpenter relata que enseñó a una directiva de la Fox la película sin música y ésta le comentó que no daba la sensación de terror real  (1 h 27’ 05”).
Halloween desenmascarado (2000). Pieza que trata de dejar constancia de la repercusión mediática que comportó el estreno de La noche de Halloween, dando su particular visión los productores Irwin Yablans y Moustapaha Akkad, Debra Hill, John Carpenter, P. J. Soles y Tommy Lee Wallace, entre otros. Documental producido y dirigido por Mark Cerelli. (27’ 03”).
Tráiler original (2’28”). Tráiler pre-estreno (2’18”). Spots TV (2’26”). Escenas extendidas Los productores de La noche de Halloween recibieron el encargo de la NBC en 1981 que para su difusión para televisión podría filmarse algunas escenas adicionales que toman lugar en el hospital psiquiátrico donde trabaja el doctor Sam Loomis y está confinado su paciente Michael Myers. Además, en la versión proyectada en salas comerciales no aparecen unos tres minutos de metraje en que P. J. Soles y Jamie Lee Curtis observan desde la ventana, en horario diurno, las evoluciones de un individuo que levanta las sospechas de ambas (10’ 10”).