IV EDICIÓN DEL BCN FILM FESTIVAL '020
No faltó a su cita anual, desde hace cuatro años, este Festival de Cine Internacional de Barcelona, con visos de perpetuarse en el atribulado mundo de los certámenes cinematográficos que envuelven la geografía nacional, con especial énfasis en el cine extraído de la literatura. Esta fue una apuesta basada en la incertidumbre de cuándo y cómo tendría lugar la presente edición. En un primer momento, antes de la irrefutable pandemia, su ubicación restaba en período primaveral, inmediatamente después de la adecuada fecha del 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro, por extensión. Sin embargo, las malas (pésimas) noticias hicieron reaccionar a la organización de que posponer el Festival dos meses después –calculando fases de escalada y desescalada, así
En estreno
 
ESPECIAL FRITZ LANG (PARTE II, 1944-1960)
Para la segunda y última entrega del dossier dedicado a Fritz Lang (1890-1976) publicamos un total de quince análisis de otros tantos largometrajes dirigidos por el cineasta de origen vienés comprendidos entre 1944 (La mujer del cuadro) y 1960 (Los crímenes del doctor Mabuse). Se trata, pues, del análisis del grueso de sus películas filmadas durante su etapa americana para cerrar el círculo con el díptico indio --El tigre de Esnapur (1958) y La tumba india (1960), y su última entrega a uno de los personajes más celebrados y reconocibles de su filmografía, el doctor Mabuse. Además de ello a finales del mes de noviembre publicaremos
ADIÓS A SIR SEAN CONNERY
Retirado de la escena cinematográfica desde hacía prácticamente un decenio, Sir Sean Connery (1930-2020) falleció el pasado 31 de octubre en Nasau, en Las Islas Bahamas donde pasaba largas temporadas. Cumplidos los noventa años en junio de este año, Connery se había
LIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'020
En el contexto social en el que vivimos celebrar un festival con lo que ello significa debería resultar, cuanto menos, una temeridad. Sin embargo, el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges se celebró sin aparentes problemas, más allá de las restricciones de horario y limitaciones de aforo. Las consideraciones al respecto son varias y precisas, que convendría matizar en su justo punto, antes de pasar a analizar lo que fue y ha sido un acontecimiento de
ROMA (2018)
Colonia “La Roma”, Ciudad de Méjico, año 1971. Cleo es una ama de llaves que trabaja en la casa de una familia de clase media en Ciudad de Méjico, compuesta por el matrimonio, los cuatro hijos, la abuela y el perro. El día a día va uniendo a la familia con Cleo, cuando el padre de familia se va, Aparentemente a Canadá a un congreso médico, y cuando Cleo queda embarazada
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS IV - VI: 1977-1983)
En 1971 George Lucas recibió veinte mil dólares por dos años de trabajo en la cinta distópica THX1179 que escribió y dirigido. Siete años más tarde, el cineasta californiano se convirtió en uno de los Golden boy
LA BAHÍA DE LOS ÁNGELES (1963)

LA BAIE DES ANGES (Jacques Demy) 

                                                      

       
 
Características en BD y DVD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas. Disco 1: La película / Tráiler / A propósito de La bahía de los ángeles, la película vista por Matthieu Demy / Crónica de una restauración. Disco 2: documental El universo Jacques Demy (1995) de Agnès Varda.  Formato: 1:85:1.  Idiomas:  Francés. Subtítulo: Castellano.  Duración: 85 mn. Distribuidora: A Contracorriente Films. Fecha de lanzamiento: 25 de junio de 2020.  Incluye libreto de 53 páginas a color.
SINOPSIS: Un modesto empleado de banca, Jean Fournier, se inicia en el juego a través de un compañero de trabajo. El azar es generoso con él y el muchacho empieza a obtener sustanciosas ganancias. Así pues, ignorando los consejos de su padre, el chico parte para Niza con el objetivo de jugar en los grandes casinos, convencido de que se hará rico en poco tiempo. Allí, el esperanzado joven conoce a Jackie, una especie de «diosa» del mundo del juego, de la que se enamora. La mujer no es insensible a los encantos de Jean, pero al parecer amor y juego no son compatibles...
COMENTARIO: Para su segundo largometraje —el último filmará en una emulsión en blanco y negro—, La bahía de los ángeles (1963), Jacques Demy atendió a un guión propio que hubiese podido tener un adecuado encaje dentro de la producción de cine negro de los Estados Unidos en las décadas precedentes, pero cambiando los escenarios. No en vano, la educación cinéfila de Demy se fraguó en las salas de cine gala en los años cuarenta, además de las producciones musicales tomando buena nota de aquellas propuestas noir servidas por compañías como la Warner, la Fox, la Metro o la RKO. Ciertamente, las líneas maestras del libreto urdido por Demy apenas difieren de un tratamiento de guión que presenta a una mantis religiosa o una femme fatale convertida en un polo de atracción para un joven debutante en los casinos y, a partir de entonces, asistimos a un idilio cuyas fluctuaciones van al compás de los estados de ánimo derivados de la suerte que les procura el juego. Más allá de esta «receta» ya «cocinada» en el cine estadounidense —variando, eso sí, algunas especias para darle un toque de sabor distinto—, La bahía de los ángeles depara muy pocas sorpresas a lo largo de su metraje estándart —inferior a los noventa minutos— en la evaluación de esas idas y venidas de dos personajes que entran en «simbiosis», atornillados a las mesas de juego con el pálpito que un golpe de fortuna sonado les disuadirá de continuar presos de un entrenamiento que progresivamente se desliza al terreno de la obsesión.
    Si dejamos al margen el carácter mimético que adopta La bai des angels en relación a su tratamiento argumental respecto a las producciones USA, cabe atender a la sabia dirección de intérpretes a cargo de Demy, en especial por lo que compete a la que, al cabo, será uno de sus sellos distintivos, el trabajo con las actrices. En esta ocasión, Demy contribuyó a dar volumen a un personaje que podría obedecer a un estereotipo, dejando margen suficiente que el mismo evolucionara merced a la pericia y la astucia de Jeanne Moreau, cuya cabellera rubia oxigenada y sus gafas de sol recuerdan de soslayo a la creación de Barbara Stanwyck en Perdición (1944). Este hubiese sido un título adecuado para el largometraje que Demy rodó tras la producción de Lola (1961), pero se decantó por una referencia de carácter metafórico a Niza, una de las ciudades que concurren en el itinerario (errático) trazado por Jean Fournier (Claude Mann) y Jackie (Moreau) preferentemente por la Costa Azul. El mismo sería captado por el cameraman Jean Rabier, el mismo que había iluminado Cléo de 5 a 7 (1962) —el debut en el largometraje de Agnès Varda, con quien Jacques Demy se casó— y La estafadora (1963), esta última una comedia en la que Moreau se reserva un papel dual. Muestra inequívoca de la capacidad de adaptación al «medio» de una actriz que insufla «personalidad» a una producción, la administrada por las cámaras por un treintañero Demy, a través de sus gestos, de sus inflexiones de voz, del vestuario que luce —todo un termómetro de su estado anímico— y también de sus silencios. Entre éstos los que el espectador puede apreciar cuando Jean se la acerca por la espalda —tras haber decidido que sus caminos se separaban— y ella sin girarse y sin ser advertida auditivamente intuye su presencia. Una «voz interior» impulsa a Jean a hacer del juego su modus vivendi, a imagen y semejanza de una perdición de nombre ambivalente y de mirada felina.•
Christian Aguilera     
  

EXTRAS:
Disco 2: Documental El universo de Jacques Demy (1 h 30’): la elección que esta pieza figure como complemento a la edición de La bahía de los ángeles no es baladí. En la misma cobra una notable importancia una propuesta de las características de La baie des anges, que gana al favoritismo de Matthieu Demy, el único vástago de la pareja de cineastas. Atendemos, pues, a las declaraciones de sus dos protagonistas, Claude Mann y Jeanne Moreau, quienes se reencontraban después de transcurrido mucho tiempo. Cuatro años después del deceso de su marido Varda presentó en sociedad una pieza de enorme interés para desgranar la personalidad como cineasta de Jacques Demy a través de una obra que en su tramo final (cerrado en falso antes de cumplir su sesenta aniversario) sufrió la ira de gran parte de la crítica a propósito de Parking (1989). Entre las anécdotas que enriquecen esta pieza destaca que Harrison Ford, de quien conocemos su testimonio de viva voz, había sido la primera elección para un proyecto de la Columbia fechado en 1967 titulado en origen «Lola in Los Ángeles» (al final se impuso la presencia de Gary Lockwood, uno de los futuros astronautas de 2001: una odisea del espacio). o que el productor de Lady Oscar (1975) —basado en un cómic nipón de gran popularidad-- había previsto un plan a un año vista que pasaba porque el estreno tuviera lugar en ciento veinte salas de su país. Asimismo, el documental de Agnès Varda –toda una experta en estas lides— reserva algún que otro pasaje a la emotividad, por ejemplo, cuando el compositor Michel Colombier toca el tema de amor de Una chambre en ville que evoca su infancia.