IV EDICIÓN DEL BCN FILM FESTIVAL '020
No faltó a su cita anual, desde hace cuatro años, este Festival de Cine Internacional de Barcelona, con visos de perpetuarse en el atribulado mundo de los certámenes cinematográficos que envuelven la geografía nacional, con especial énfasis en el cine extraído de la literatura. Esta fue una apuesta basada en la incertidumbre de cuándo y cómo tendría lugar la presente edición. En un primer momento, antes de la irrefutable pandemia, su ubicación restaba en período primaveral, inmediatamente después de la adecuada fecha del 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro, por extensión. Sin embargo, las malas (pésimas) noticias hicieron reaccionar a la organización de que posponer el Festival dos meses después –calculando fases de escalada y desescalada, así
En estreno
 
ESPECIAL FRITZ LANG (PARTE II, 1944-1960)
Para la segunda y última entrega del dossier dedicado a Fritz Lang (1890-1976) publicamos un total de quince análisis de otros tantos largometrajes dirigidos por el cineasta de origen vienés comprendidos entre 1944 (La mujer del cuadro) y 1960 (Los crímenes del doctor Mabuse). Se trata, pues, del análisis del grueso de sus películas filmadas durante su etapa americana para cerrar el círculo con el díptico indio --El tigre de Esnapur (1958) y La tumba india (1960), y su última entrega a uno de los personajes más celebrados y reconocibles de su filmografía, el doctor Mabuse. Además de ello a finales del mes de noviembre publicaremos
ADIÓS A SIR SEAN CONNERY
Retirado de la escena cinematográfica desde hacía prácticamente un decenio, Sir Sean Connery (1930-2020) falleció el pasado 31 de octubre en Nasau, en Las Islas Bahamas donde pasaba largas temporadas. Cumplidos los noventa años en junio de este año, Connery se había
LIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'020
En el contexto social en el que vivimos celebrar un festival con lo que ello significa debería resultar, cuanto menos, una temeridad. Sin embargo, el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges se celebró sin aparentes problemas, más allá de las restricciones de horario y limitaciones de aforo. Las consideraciones al respecto son varias y precisas, que convendría matizar en su justo punto, antes de pasar a analizar lo que fue y ha sido un acontecimiento de
ROMA (2018)
Colonia “La Roma”, Ciudad de Méjico, año 1971. Cleo es una ama de llaves que trabaja en la casa de una familia de clase media en Ciudad de Méjico, compuesta por el matrimonio, los cuatro hijos, la abuela y el perro. El día a día va uniendo a la familia con Cleo, cuando el padre de familia se va, Aparentemente a Canadá a un congreso médico, y cuando Cleo queda embarazada
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS IV - VI: 1977-1983)
En 1971 George Lucas recibió veinte mil dólares por dos años de trabajo en la cinta distópica THX1179 que escribió y dirigido. Siete años más tarde, el cineasta californiano se convirtió en uno de los Golden boy
CARAVANA DE PAZ (1950)

WAGONMASTER (John Ford) 

                                                      

       
 
Características en BD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas.   Formato: 16:9.  Idiomas:  Inglés y Castellano. Subtítulo: Castellano.  Duración: 102 mn. Distribuidora: Resen. Fecha de lanzamiento: 14 de octubre de 2019.
SINOPSIS: Travis Blue y Sandy Owens son dos tratantes de ganado que aceptan servir de guías a una caravana de mormones, que, hartos de ser expulsados de todas partes, buscan un acomodo en los valles del Oeste, en el año 1849. Elder Wiggs ofrece a los dos vaqueros 50 dólares por cada caballo y 100 dólares si les trae al valle de al lado del río San Juan, antes de que llegue la estación de la lluvias. Las dificultades de asentamiento de los mormones son el factor que impulsan a Travis y Sandy a guiarlos. Por el camino se les unen unos comediantes y también los bandidos de la familia Clegg, compuesta por el tío Shiloh Clegg, y los hijos Floyd Clegg, el más fuerte de todos ellos, Reese Clegg y Jesse Clegg.
Los problemas de la escasez de agua se solucionan encontrando agua en un río próximo, y por fin la señorita Denver puede acceder a su ansiado baño.
Con los comediantes tienen problemas de integración; con la familia Clegg, la seguridad de toda la caravana está en peligro. Travis se enamora de Denver, una de las comediantes, mientras, mientras que Sandy lo hace de una dulce mormona.
COMENTARIO: Si observamos el cine desde su esencia, desde las infraestructuras básicas que lo convierten en Arte, tenemos que ver necesariamente que la simplicidad es el elemento imprescindible para la consecución del rasgo más complejo y difícil de todos los que ambiciona poseer cualquier obra: la emoción. Uno de los cineastas referenciales para John FordFriedrich Wilhelm Murnau definía de esta manera sus propósitos estilísticos: «Simplicidad, más y más simplicidad: he aquí cual debe ser el carácter de los films del futuro. Nuestro esfuerzo ha de tender hacia la abstracción de todo lo que no sea verdadero cine». No cabe duda que Ford tomó buena nota de las palabras del genio germano a la hora de elaborar el grueso de su filmografía. Pero tampoco cabe duda que la película en la que dichas palabras adquieren su significado más profundo es, precisamente, Caravana de paz (1950). Nos hallamos ante una pieza completamente alejada de cualquier aspecto que no sea el cine desde su más pura condición. Un film suspendido en el tiempo y el espacio, que posee unas imágenes de asombrosa elocuencia y una capacidad de síntesis de todo punto admirable. .•
   El tono de Wagonmaster oscila entre la reflexión sobre el tópico (toda la infraestructura que el western ha ido construyendo a lo largo de las décadas) y el tratamiento intimista de una historia simplificada al máximo. En gran parte, esta puede ser una tendencia habitual en la obra de John Ford. Empero, el film se desmarca considerablemente de sus piezas pretéritas (así como de las posteriores) merced a una puesta en escena serena y relajada, completamente desprovista de artificios. En muchos aspectos, Caravana de paz es una película contemplativa. Una pieza que discurre con inquebrantable placidez y de cuyos planos se extraen una serie de sensaciones muy determinadas que Ford ya había planteado en Pasión de los fuertes (con la que guarda algún que otro punto en común) aunque no desde la intensidad y la necesidad de experimentación exhibidos en este film.
Como tal, Caravana de paz apenas presenta un argumento que sortee los lugares comunes del campo cinematográfico al que pertenece o que resulte novedoso o, incluso, mínimamente atractivo. Sin embargo, no son los hechos narrados lo que se convierte en el aspecto trascendental del film, sino la manera de narrarlos. La cotidianidad de los actos que envuelven a los personajes, su dimensión sensiblemente desmitificadora y, a la par, teñida de un profundo halo de nostalgia hacia las bases de la leyenda. Ford confecciona una obra pequeña pero, quizá por ello mismo, profundamente personal. El ritmo del film, pausado y sosegado, poco o nada tiene que ver con lo establecido, así como la profunda heterodoxia del cineasta a la hora de centrarse en los momentos climáticos, inusualmente austeros, muy en consonancia con las particularidades de la película. Asimismo, la utilización del medio natural y la integración del ser humano en él adquiere un fascinante poso de irrealidad, en ocasiones, cercano a la ensoñación o a la proyección externa de un conjunto de recuerdos manipulados y embellecidos por la memoria.
La concepción de los personajes potencia convenientemente esta sensación. El dúo formado por Harry Carey, Jr. y Ben Johnson (cuyo personaje en La última película (1971) de Peter Bogdanovich visionaba este film en un poderoso híbrido de homenaje y reivindicación por parte del, entonces, joven cineasta estadounidense) adquieren unos rasgos profundamente disímiles dentro de las convenciones del género que, en gran parte, recrean los personajes y las situaciones de los westerns realizados por Ford en su primer periodo mudo. Caravana de paz, por tanto, es la mirada atrás de un maestro en la cima de su talento, deseoso de iniciar una regresión hacia sus inicios en la profesión e intentar captar la esencia de la inmediatez y la necesidad de una mirada interior que pula y defina su estilo.
Efectivamente, solo dos años después, Ford realizaría otro viaje interior, en este caso a sus ancestros irlandeses en una de sus obras mayores, El hombre tranquilo (1952) film que, aunque no tenga nada que ver con Caravana de paz, sí posee un rasgo común. La primera reflexiona sobre sus orígenes y su personalidad; la segunda sobre su estilo y su profesión. En ambos casos, el genio de Ford se sobrepone a sus luces y sombras, concibiendo auténticas obras de arte.•
Joaquín Vallet Rodrigo