III EDICIÓN BCN FILM FESTIVAL 2019
Entre los días 23 y 30 de abril de 2019 se celebró en la Ciudad Condal la III edición del BCN Film Festival con el propósito de consolidar una oferta cultural en el marco de la festividad de Sant Jordi, patrón de Catalunya. Con la nueva dirección a cargo de Conxita Casanovas el certámen barcelonés ha potenciado las sección a competición y ha querido premiar
En estreno
 
ESPECIAL MIKE LEIGH (PARTE I, 1971-1999)
En la III edición del BCN Film Festival una de las personalidades más destacadas que visitó la Ciudad Condal fue Mike Leigh (n. 1943), en plena promoción de su última producción hasta la fecha, La tragedia de Peterloo (2018). Con motivo del estreno de esta sugerente propuesta que recupera un episodio de la historia de Inglaterra (concretamente, de la ciudad de Manchester de donde es oriundo el menudo realizador y guionista) que sucedió hace doscientos años, hemos considerado oportuno en cinearchivo.net publicar un dossier dedicado a la obra cinematográfica de Mike Leigh. Para la primera parte del Especial damos acomodo al análisis de sus siete primeros largometrajes, entre los que se cuentan Grandes ambiciones (1988), Naked / Indefenso (1993) y Secretos y mentiras (1996), este último el título que puso a muchos aficionados sobre la pista de Mike Leigh.
ADIÓS A LA ACTRIZ DORIS DAY, CASI CENTENARIA
El pasado día 13 de mayo falleció a los noventa y siete años de edad Doris Day (1922-2019), una de las actrices norteamericanas más populares de la década de los cincuenta y de los sesenta del siglo pasado. De ascendencia germana, Day cuativó a
51 EDICIÓN FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES
El peligro que conlleva seleccionar dentro de una parrilla de cintas en cualquier certamen que incluya una competencia entre las películas presentadas, resulta ya de por sí harto difícil. Si a ello, añadimos las restricciones propias de la abultada programación y demanda de entradas, nos vemos en la obligación de escoger entre el grano y la paja, aún sabiendo que en muchos
LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE MANZANA (2018)
Mientras la ciudad de Londres empieza a recuperarse tras la Segunda Guerra Mundial, la joven escritora Juliet Ashton busca el argumento para su próximo libro. Un día recibe una carta de un desconocido en la que le presenta a un curioso club de lectura: La Sociedad Literaria y del Pastel de Piel de Patata de Guernsey. Intrigada por estos excéntricos personajes, Juliet decide viajar a esta pequeña isla, sin saber que encontrará mucho más que una gran historia.
LA BANDA SONORA DEL MES: «FIRST MAN (EL PRIMER HOMBRE)» (2018)
Había una gran expectación ante el nuevo proyecto de Danielle Chazelle tras sus dos reconocidos films vinculados (de modo diferente) al mundo de la música, Whiplash (2014) y La La Land (2016), saldados con un gran rendimiento en taquilla además del éxito artístico significado en los tres Oscar® obtenidos por la primera y los seis de la segunda. En este sentido, la pareja artística formada con el compositor Justin
EL LIBRO DEL MES: «JOHN WILLIAMS: SINFONÍAS DE UN NUEVO MUNDO»
Hablar de John Williams es hacerlo no solo de un icono de la música cinematográfica, sino de la música en general. Nacido en Long Island en 1932, estudió composición y piano en la Universidad de California y completó sus estudios musicales en la Escuela Juillard de Nueva York. En sus inicios
INDOCHINA (1992)

INDOCHINE (Régis Wargnier) 

                                                   

       
 
 
Características en BD y DVD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas / Tráiler / Indochina, una epopeya francesa.  Formato: 16:9 anamórfico compatible con 4:3, 2:39.  Idiomas:  Francés y Castellano. Subtítulos: Castellano. Duración: 159 mn. Distribuidora: A Contracorriente Films. Fecha de lanzamiento: 12 de febrero de 2019. Edición restaurada en 4 K.
SINOPSIS: Eliane DeDevries ha nacido en Indochina. Nunca ha estado en Francia. Su padre, Emile, viudo desde hace años, ha obtenido la concesión de grandes extensiones de "tierras rojas" en las que ha plantado árboles de caucho. Metódica, Eliane tiene su vida organizada: la plantación, su padre, el poder y la ausencia de pasión: aprendió hace mucho tiempo a vivir sin amor. Camille es su hija adoptiva, de dieciséiis años, princesa de Anarn, cuyos padres fallecieron en un accidente. Eliane y ella son prácticamente como dos hermanas, cómplices, inseparables. Camille está prometida a uno de sus primos, Tanh, el hijo de la Sra. Minh Tam, mujer de negocios y amiga de Eliane.  El Partido Comunista Vietnamita acaba de fundarse y la situación socio-política está a punto de estallar. Jean-Baptiste Le Guern, un joven oficial de la Marina, acaba de desembarcar en Saigón. A su pesar, enfrentará a Eliane y Camille a sus destinos. Las dos mujeres le amarán. Eliane renunciará a él, Camille no...
COMENTARIO: La XVIII edición de los premios César, entre otras cuestiones, fue especialmente reseñable porque en distintas categorías participaron tres producciones que hacen referencia directa o indirectamente a las colonias francesas situadas en el sudeste asiático durante el primer tercio del siglo XX: El amante (1992), Diên Biênh Phu (1992) e Indochina (1992). Sin duda, de los premios que podrían ser considerados los «Oscar® de Francia», la producción que saldría mejor parada de todas ellas se corresponde con el film dirigido por Régis Wargnier con doce nominaciones, seguido por el de Jean-Jacques Annaud, merecedor de tres de los seis César a los que aspiraba. En el caso de Diên Biênh Phu tan solo cosechó una nominación a los César a la Mejor Banda Sonora obra de Georges Delerue. Indudablemente, en aquella ceremonia celebrada en 1993 la docena de nominaciones recibidas —con un total de ocho premios— sirvió de un inmejorable aval para que Indochina ganara el Oscar® a la Mejor Producción de Habla No Inglesa, amén de destacar la interpretación de Catherine Deneuve con la única de las nominaciones a la estatuilla dorada que ha recibido hasta la fecha. En este sentido, un escaso bagaje para un icono del cine a nivel internacional, quien se amoldó como un guante al personaje de Éliane, la rica heredera de una plantación de caucho en Indochina, que tiene a tres mil trabajadores a sueldo. Para el realizador Régis Wargnier, Deneuve devino la única acción posible a la hora de colocar los cimientos de una producción que requirió de un gran despligue logístico y un largo calendario de rodaje respaldado, eso sí, merced a una generosa inversión de cien millones de francos cuyo principal factótum fue Éric Heumann.
    Transcurridos unos veintisiete años desde su estreno, Indochina deja al descubierto la exquisitez de Wargnier a la hora de dotar de una extraordinaria autenticidad a un relato que, en contra de las dinámicas habituales, partía de la premisa que su duración debía rondar las tres horas. El planteamiento inicial de la historia no parecía que pudiera prosperar más allá de las dos horas de duración, y por ello se convino en contrarar a Catherine Cohen y Louis Gardel (abonado a la dramaturgia) para la confección de una serie de subtramas sin menoscabo a que se resintiera la base del relato. Así pues, Cohen y Gardel se unieron al equipo de guionistas al que quedaron convocados Erik Orsenna y el propio Wargnier. A pesar que este proceso «inverso» podía generar un resultado poco satisfactorio, el póquer de guionistas consiguieron la proeza de preservar un sentido unitario, aquel establecido por los resortes inherentes al drama romántico salpimentado de tragedia tan del gusto del cineasta oirundo de Metz. El dominio de la escena de Catherine Deneuve –haciendo acopio de un carácter gélido que, en todo momento, sabe cuál es el papel al que ha quedado asignado en su condición de heredera de una descomunal fortuna que trata de administrar de la mejor manera posible-- favorece esa orientación unitaria que muere en una escena icónica, con su imagen captada de espaldas mirando en lontananza un mundo en descomposición, el de la Francia colonial. Aun a pesar del desengaño amoroso sufrido cuando Jean-Baptiste (el suizo Vincent Pérez) --miembro del ejército naval galo desplazado al sudeste asiático— no la corresponde, Éliane mantiene su entereza, volcándose a posteriori en el cuidado de Étienne Mane Loic, el bebé que ha dado luz su hija adoptiva, la adolescente Camille (la debutante Linh Dan Pham). Un alumbramiento fruto de su relación precisamente con Jean-Baptiste. Si bien semejante triángulo sentimental hubiese sido un material apto para una historia folletinesca, Indochina mantiene una mirada alejada sobre este tipo de tratamientos narrativos, procurando que ocupe una parte dentro de un conjunto que transiciona de un mundo anclado en el colonialismo a otro que se va confeccionando a partir de sus cenizas. En este tránsito cobra un sentido alegórico el incendio de la fábrica de caucho propiedad de Éliane. Lejos de hundirse, Éliane, ataviada con un vestido rojo, asume un liderazgo que mueve a levantarse a sus trabajdores aún en estado de shock. Un retrato en femenino —sobre un fondo dominado por claroscuros propios del conflicto bélico de la zona— que volvería a la hacienda del cine de Wargnier con su siguiente producción, Amores de una mujer francesa (1995), cuyo score corrió a cargo del escocés Patrick Doyle, en uno de los periodos más dulces de su trayectoria profesional como dejaría constancia a través de sus trabajos con Kenneth Branagh, Ang Lee y el realizador galo en su primera colaboración en Indochina. Una banda sonora, la de Doyle, que se alzó con el César en aquella añeja edición donde el cine se citaba con la Historia de Francia a cuenta de su pasado colonialista, un imperio bañado en imágenes fantasmagóricas, tal como deja constancia el film dirigido con aplomo y elegancia por Wargnier.•  
 
Christian Aguilera             


EXTRAS: Indochina, una epopeya francesa (1 h 03 mn): Interesante pieza que sirve para conocer más al detalle distintos aspectos en torno a la preproducción y el rodaje de Indochina (1992). Proyecto enormemente ambicioso en relación a los cánones del cine europeo, el productor Éric Heumann confió en el director Régis Wargnier, quien hasta entonces había llevado a cabo un par de producciones de presupuestos modestos, La femme da ma vie (1986) y El señor de la gran mansión (1989). Documental dirigido por Dominique Maillet, desfilan ante las cámaras el propio Wargnier, el director de fotografía François Catonne, el productor ejecutivo Alain Belmondo (hermano mayor del actor Jean-Paul Belmondo), el diseñador de producción Jacques Bufnoir y el ayudante de dirección Jacques Cluzaud. Por consiguiente, en la presente pieza pesa de una manera hegemónica el testimonio de técnicos y productores que trabajaron en un proyecto de cien millones de francos, pero haciendo mención a la interpretación. A tal efecto, Wargnier se mostró sumamente complacido de la contratación de Catherine Deneuve, la única elección posible para encarnar a la rica heredera de una plantación de caucho en Vietnam. Por su parte, Jean Yanne fue una imposición del productor Éric Heumann, y asimismo se evalúa el proceso de selección para el papel de Camille, en que fue determinante el juicio de la propia Deneuve para que la escogida fuera Linh Dan Pham, residente en Holanda y conocedora de distintos idiomas (francés, inglés y vietnamita). Como curiosidad cabe decir que su abuela en la vida real acabó apareciendo en la película con un pequeño papel. Por otra parte, el anecdotario se enriquece a costa de la fuente de inspiración para los decorados del local nocturno donde actúa Yvette (Dominique Blanc), así como de los trajes oficiales de la marina que luce, entre otros, Jean-Baptiste (Vincent Pérez). Aunque le costó decírselo a Wargnier, al final Bufnoir “confesó” que la fuente de inspiración había sido el álbum de Tintín “El loto azul”. No menos curiosa resulta la parte en que Alain Belmondo explica cómo consiguió opio para una escena en concreto de la película. El mayor de los hermanos Belmondo debió recurrir a sus contactos con la policía, que le derivaron a dos miembros de la unidad de estupefacientes. Éstos le procuraron el opio (una exigencia de Wargnier, muy cuidadoso a la hora de transmitir al espectador una sensación de veracidad) pero con la condición sine qua non que los miembros de la unidad de estupefacientes estuvieran presentes durante el rodaje de la escena.