IV EDICIÓN DEL BCN FILM FESTIVAL '020
No faltó a su cita anual, desde hace cuatro años, este Festival de Cine Internacional de Barcelona, con visos de perpetuarse en el atribulado mundo de los certámenes cinematográficos que envuelven la geografía nacional, con especial énfasis en el cine extraído de la literatura. Esta fue una apuesta basada en la incertidumbre de cuándo y cómo tendría lugar la presente edición. En un primer momento, antes de la irrefutable pandemia, su ubicación restaba en período primaveral, inmediatamente después de la adecuada fecha del 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro, por extensión. Sin embargo, las malas (pésimas) noticias hicieron reaccionar a la organización de que posponer el Festival dos meses después –calculando fases de escalada y desescalada, así
En estreno
 
ESPECIAL FRITZ LANG (PARTE II, 1944-1960)
Para la segunda y última entrega del dossier dedicado a Fritz Lang (1890-1976) publicamos un total de quince análisis de otros tantos largometrajes dirigidos por el cineasta de origen vienés comprendidos entre 1944 (La mujer del cuadro) y 1960 (Los crímenes del doctor Mabuse). Se trata, pues, del análisis del grueso de sus películas filmadas durante su etapa americana para cerrar el círculo con el díptico indio --El tigre de Esnapur (1958) y La tumba india (1960), y su última entrega a uno de los personajes más celebrados y reconocibles de su filmografía, el doctor Mabuse. Además de ello a finales del mes de noviembre publicaremos
ADIÓS A SIR SEAN CONNERY
Retirado de la escena cinematográfica desde hacía prácticamente un decenio, Sir Sean Connery (1930-2020) falleció el pasado 31 de octubre en Nasau, en Las Islas Bahamas donde pasaba largas temporadas. Cumplidos los noventa años en junio de este año, Connery se había
LIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'020
En el contexto social en el que vivimos celebrar un festival con lo que ello significa debería resultar, cuanto menos, una temeridad. Sin embargo, el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges se celebró sin aparentes problemas, más allá de las restricciones de horario y limitaciones de aforo. Las consideraciones al respecto son varias y precisas, que convendría matizar en su justo punto, antes de pasar a analizar lo que fue y ha sido un acontecimiento de
ROMA (2018)
Colonia “La Roma”, Ciudad de Méjico, año 1971. Cleo es una ama de llaves que trabaja en la casa de una familia de clase media en Ciudad de Méjico, compuesta por el matrimonio, los cuatro hijos, la abuela y el perro. El día a día va uniendo a la familia con Cleo, cuando el padre de familia se va, Aparentemente a Canadá a un congreso médico, y cuando Cleo queda embarazada
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS IV - VI: 1977-1983)
En 1971 George Lucas recibió veinte mil dólares por dos años de trabajo en la cinta distópica THX1179 que escribió y dirigido. Siete años más tarde, el cineasta californiano se convirtió en uno de los Golden boy
LOLA (1961) (EDICIÓN ESPECIAL REMASTERIZADA)

LOLA (Jacques Demy) 

                                                      

       
 
Características en BD y DVD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas. EXTRAS: Tráiler / A propósito de Lola / Sobre Lola la canción / Lola en Nantes / Anouk Aimée habla de su personaje / Restaurando Lola en Hollywood.   Formato: 1:66,1, 16:9. Resolución: 1.080 pp.  Idiomas:  Castellano y Francés. Subtítulos: Castellano. Duración: 90 mn. Distribuidora: A Contracorriente Films. Fecha de lanzamiento: 21 de enero de 2020.  Incluye libreto de 54 páginas en color y papel couché.

SINOPSIS: Roland es un joven aburrido que vive en la ciudad de Nantes. Un día conoce a Lola, una bella mujer que trabaja en un cabaret. Se trata de una madre soltera con un niño pequeño al que adora y por el que se sacrifica trabajando en un oficio que no le gusta, aunque ella cree que es tan sólo circunstancial; de forma ingenua, Lola, sigue esperando al padre de su hijo que la abandonó cuando estaba embarazada. Roland se enamora de la mujer y hace de este amor el centro de su vida. Pero un marino norteamericano que una noche aparece por el cabaret también se siente muy atraído por Lola.
COMENTARIO: A la inesperada muerte de Max Ophüls, acaecida en el verano de 1957, varios de sus colegas de profesión le procuraron su particular homenaje, haciéndolo explícito en los títulos de crédito —Jacques Becker y su tocayo Demy en Los amantes de Montparnasse (1958) y Lola (1961), respectivamente— o de una forma sutil —Stanley Kubrick en la escena del baile en Senderos de gloria (1957). En el caso de Jacques Demy el tributo a la figura cinematográfica de Max Ophüls actúa desde distintos niveles. Por una parte, no resulta ocioso pensar que el título escogido para su largometraje de debut trata de establecer un punto de unión con el último film dirigido por el cineasta de origen teutón, Lola Montes (1957). Por otra parte, Lola atiende a uno de los rasgos distintivos del cine de Max Ophüls, el del «movimiento contínuo». Así pues, para su opera prima Demy no concibió una sola escena sin que el espectador perciba (de una forma consciente o inconsciente) la sensación de movimiento, ya bien sea a través de la acción de los personajes, del discurrir por las calles de los nativos de la ciudad de Nantes o del desplazamiento de automóviles, motocicletas o bicicletas sobre el asfalto. Semejante pauta deviene un indicio elocuente de que Jacques Demy se esmeró en la confección de cada escena, cada secuencia, aplicando, eso sí, una emulsión en blanco y negro que nos acerca al convencimiento que Lola formó parte integral de la nouvelle vague aunque su director y guionista no hubiese tributado en calidad de redactor de “Cahiers du cinéma”. En buena lid, este posicionamiento queda reforzado por la presencia en el equipo técnico de Lola del diseñador de producción Bernard Evein —fiel colaborador de François Truffaut en los films de su primera etapa— y del director de fotografía Raoul Coutard, asociado a Jean-Luc Godard y al propio Truffaut. Este último lo hizo en una de las piezas bautismales de la nouvelle vague, Al final de la escapada (1959), a cuyo personaje principal masculino encarnado por Jean-Paul Belmondo se refiere una línea de diálogo de Lola cuando Roland trata de ganarse la atención del personaje epónimo (Anouk Aimée) más allá de su aspecto físico.           
Lejos de ser evaluada conforme a un ejercicio que milita en el amateurismo y que dio por iniciada su etapa en el campo del largometraje, Lola responde a los parámetros inherentes a un cine plenamente profesional, de estilizada factura verbigracia de su ascendente “ophulsiano” y que asimismo demuestra el savoir faire de Demy por lo que concierne a la dirección preferentemente de actrices. Sin duda, la historia de Lola gravita sobre el personaje al que da vida Anouk Aimée, una intérprete en plena progresión por aquel entonces. Aimée supo dotar a su personaje de una vitalidad y un carácter jovial queno parece tener encaje con el arquetipo de prostituta que trabaja en un burdel de Nantes y, fuera de su horario laboral, debe atender al cuidado de su hijo de corta edad, Yvon (Gérard Delaroche). Con un planteamiento narrativo que anticipa, a pequeña escala, las short cuts de Robert Altman en su reverenciada producción fechada en 1993, Lola ofrece una estructura circular, en que principio y fin coinciden a la hora de mostrar en pantalla al bon vivant Michel, el padre biológico de Yvon y otrora amante de Lola. Entre medias, la narración transcurre por los cauces propios del drama romántico en el que Max Ophüls fue un consumado especialista y que, en cierta medida, marcó las directrices a seguir de cara a futuros cineastas como Jacques Demy, un «alumno» aventajado en que la «musicalidad» de Lola se intuye en la mayoría de sus escenas.Esta orientación genérica cobraría su pleno sentido en Los paraguas de Cherburgo (1964), desarrollada en una ciudad situada al norte de Francia a la que pretender visitar al corto plazo el personaje de Roland. Jacques Demy lo haría al medio plazo después de cumplimentar la filmación de su segundo y último largometraje en blanco y negro, La bahía de los ángeles (1963), al parecer el film favorito de Mathieu Demy en referencia al legado de su progenitor. A éste se debe, en buena lid, el impulso para la restauración de Lola para que luzca en todo su esplendor, a imagen y semejanza de cómo había sido estrenada en el país galo en 1961, despertando la curiosidad entre la cinefilia sobre un cortometrajista relacionado sentimentalmente y profesionalmente con Agnès Varda, responsable por aquel entonces del rodaje de Cléo de 5 a 7 (1961), protagonizada por Corinne Marchand, descubierta en un rol secundario en Lola.•
 
Christian Aguilera     

EXTRAS: A propósito de Lola (1’41”): briefing de los avatares de producción de Lola mientras observamos al margen derecho del cuadro imágenes proyectadas del film. Sobre la canción Lola (3’18”): Jacques Demy tenía previsto contratar a Quincy Jones de gira por Europa, pero finalmente no participó del proyecto, siendo sustituido por Michel Legrand. El compositor francés, a contrarreloj, se encargó de la melodía de una canción que había imaginado Agnès Varda para el personaje epónimo. Jacques Demy se encargó de escribir la letra de la popular tonada. Lola en Nantes (3'23"): Philippe Grousvalet, presidente del Conseuil Générale de Loire-Atlantique, celebra la presencia de Anouk Aimée y del hijo de Jacques Demy, Mathieu, en Nantes para la inauguración de un Ferry que lleva por nombre «Lola», en honor a la película que es todo un emblema de la ciudad gala. Anouk Aimée habla de su personaje (3’42”): la actriz francesa confiesa que el film Lola forma parte de su vida, sintiéndose muy identificado con el personaje que le “regaló” Jacques Demy. Aimée supo del interés de Demy a través de Jean-Louis Trintignant. Restaurando Lola en Hollywood (11’10”): al haberse quemado el negativo original se debió utilizar un internegativo localizado en la BBC por parte de David Mecker, según el relato de Agnès Varda. A partir de entonces, con el apoyo financiero del Groupama Gan y Technicolor se procedió al proceso de restauración digital en Hollywood que culminó de manera satisfactoria a pesar de las enormes dificultades dado lo deteriorado del material de partida. Tom Burton, uno de los técnicos de Technicolor, explica algunos de los pormenores de este complejo proceso supervidado en todo momento por Mathieu Demy. Libreto de 54 páginas en color y papel couché. A lo largo de sus más de medio centenar de páginas podemos encontrar extractos del guión urdido por Jacques Demy, las letras de la canción que da nombre al film, esbozos del vestuario con predilección por el corsé que luce Anouk Aimée, declaraciones del compositor Michel Legrand, recortes de prensa, una semblanza de Anouk Aimée que incluye una filmografía selecta y cuestiones relativas a la restauración del film gracias al empeño, entre otros, de Mathieu Demy y Agnès Varda.