IV EDICIÓN DEL BCN FILM FESTIVAL '020
No faltó a su cita anual, desde hace cuatro años, este Festival de Cine Internacional de Barcelona, con visos de perpetuarse en el atribulado mundo de los certámenes cinematográficos que envuelven la geografía nacional, con especial énfasis en el cine extraído de la literatura. Esta fue una apuesta basada en la incertidumbre de cuándo y cómo tendría lugar la presente edición. En un primer momento, antes de la irrefutable pandemia, su ubicación restaba en período primaveral, inmediatamente después de la adecuada fecha del 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro, por extensión. Sin embargo, las malas (pésimas) noticias hicieron reaccionar a la organización de que posponer el Festival dos meses después –calculando fases de escalada y desescalada, así
En estreno
 
ESPECIAL MEL GIBSON (1993-2016)
Hace más de cuarenta años que Mel Gibson lleva desarrollando su actividad profesional principal como actor, en la que no son pocos los films de culto y clásicos contemporános en los que ha participado. Menos conocida por un público mayoritario deviene su faceta de director marcada por un elemento común: la capacidad de riesgo en proyectos que sobre el papel presentaban numerosos inconvenientes para su
FALLECE EL DIRECTOR BRITÁNICO SIR ALAN PARKER
El pasado 31 de julio conocíamos la triste noticia del deceso de Sir Alan Parker, a los setenta y seis años de edad, en la ciudad de Londres. Aquejado desde hace años de problemas de salud, Parker se había retirado de la práctica cinematográfico a comienzos del presente siglo después de treinta años en el medio. Desde entonces ejerció labores de activismo social y humanitario a través de distintas entidades (entre ellas, la UNICEF), presidió en British Council y la Academia de Cine Europeo,
52 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'019
Lo primero que nos viene a la retira ante el estreno de un Festival de Cine con mayúsculas como el de Sitges es su presentación a la sociedad en forma de póster y reflejo a la vez de aquello que será homenajeado a simple vista. Normalmente, identifica a un título dentro de una efeméride elegida casi al azar. Este año era el turno de Mad Max, salvajes de autopista (1979).
LA CASA DE JACK (2018) (HOMENAJE A BRUNO GANZ)
Jack pasa por ser un individuo común que conduce una furgoneta por una zona boscosa de Washington DC. Sin embargo, cuando Jack recoge a una mujer que ha quedado a su suerte en un lateral de la carretera, éste muestra su lado más oscuro. La mujer fallece a consecuencia de una serie de golpes realizados por Jack, quien lejos de
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS IV - VI: 1977-1983)
En 1971 George Lucas recibió veinte mil dólares por dos años de trabajo en la cinta distópica THX1179 que escribió y dirigido. Siete años más tarde, el cineasta californiano se convirtió en uno de los Golden boy
PHOBIA (1980)

PHOBIA (John Huston) 

                                                      

       
 
Características en DVD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas / Tráiler / Ficha Técnica y Artística. Formato: 1:85:1.  Idiomas:  Castellano e Inglés. Subtítulos: Castellano e Inglés.  Duración: 88 mn. Distribuidora: Resen. Fecha de lanzamiento: 22 de mayo de 2020. 
SINOPSIS: Toronto, principio de los años 80. El Dr. Peter Ross, el joven psiquiatra de un hospital mental, a pesar de la oposición del consejo de administración del mismo, trata las fobias de cinco pacientes que han cometido asesinatos con un tratamiento de rehabilitación que hace que éstas les abandonen definitivamente al obligarles a sacarlas fuera y enfrentarse cara a cara a ellas. Los problemas comienzan cuando uno a uno los pacientes van siendo asesinados por alguien del psiquiátrico que utiliza sus miedos interiores para acabar con ellos de manera horrible...  
COMENTARIO: En apenas un par de años el tándem formado por Gary A. Sherman y Ronald Shusett pudieron calibrar hasta qué punto ideas originales plasmadas sobre el papel podían ser transformadas de tal manera que llegaran incluso a ser difíciles de reconocer cuando cobraban vida en la gran pantalla. Por una parte, el guión de Dead and Buried escrito conjuntamente había sido evaluado en origen siguiendo los postulados de la comedia negra pero a medida que se iban sucediendo distintos borradores de guión derivó en una historia de terror, eso sí, con toques de comedia negra. Mas, para atraer al proyecto a eventuales inversores Sherman y Shusett estuvieron de acuerdo a la hora de utilizar el nombre de Dan O’Bannon —guinista titular de Alien, el octavo pasajero (1979)—, a cambio que éste pudiera hacer una serie de aportaciones al final draft. Las mismas brillaron por su ausencia en el montaje final de Muertos y enterrados (1981), convertida por obra y gracia de la cinefilia militante en el fantastique en una cult movie. Similar «pago» al que recibió Dan O’Bannon lo habían sufrido en sus propias carnes la dupla Sherman-Shusett en relación al largometraje Phobia (1980), que parte de una historia original de ambos y que una suma de aportaciones heterodoxas —a cargo de Peter Bellwood, Lew Lehman y Jimmy Sangster (asalariado de la Hammer durante buena parte de su golden age)— «deformaron» el producto concebido en su periodo de gestación con una estructura típicamente teatral, dividida en tres actos. Si para Dead and Buried uno de los reclamos de cara a los financieros fue Dan O’Bannon (pese a sentirse traicionado por su amigo y colega no pudo retirar su nombre de los títulos de crédito) en el caso de Phobia la presencia tras las cámaras de John Huston parecía apuntar a que arrastraría consigo a un público familiarizado con su ecléctica singladura cinematográfica. Asimismo, para un sector de espectadores bastante más amplio la figura de Paul Michael Glaser equivalía un icono de una década que tocaba a su fin merced a su participación en la serie televisiva “Starsky y Hutch” (1975-1979), en la que llegó a dirigir varios de los casi un centenar de episodios que jalonan la antología. Muestra inequívoca de la predisposición de Glaser a manejarse en distintos ámbitos profesionales dentro del audiovisual, pero que no tuvo precisamente en el curso del rodaje de Phobia un banco de pruebas óptimo para aprender al lado del veterano Huston. A sus setenta y cuatro años John Huston evidenciaba el desgaste de su salud, a la par que proseguía en su dinámica de encadenar un proyecto tras otro, entre otras consideraciones, para pagar las deudas generadas por el juego al que había sido tan aficionado. Situada, a efectos de interés, en una zona valle de su filmografía, Phobia obedece a un encargo que tiene la particularidad de operar bajo bandera canadiense por primer y única vez en la obra de John Huston. A esta singularidad se añade el que Huston se involucrara en la filmación de una propuesta definida dentro de los cauces del thriller psicológico con resabios al terror, en similar ubicación (sub)genérica que otros títulos surgidos de la cinematografía canadiense —léase Vinieron de dentro de (1975) y Cromosoma 3 (1979)— que encuentran en clínicas y/o recintos psiquiátricos algunos de sus escenarios principales. Tal como apunta José María Latorre para su reseña sobre Phobia en Dirigido por… (nº 125, mayo 1985, sección «Los films de TV») podríamos imaginar cómo hubiese resuelto determinadas secuencias David Cronenberg si se le hubiese ofrecido el proyecto. Presumo, si se hubiese dado el caso, que Cronenberg se hubiese esmerado mucho más en la planificación de aquellas escenas donde entran en liza un reguero de asesinatos con el denominador común que las víctimas deviene pacientes del doctor Peter Ross (Glaser).
Abordada en su génesis la historia por Sherman & Shusett como una variante de El abominable doctor Phibes (1971) —en que igualmente los «puntos fuertes» descansan en esos «rituales de la muerte» operados por un personaje (Phibes) con un acusado sentimiento de venganza—, a diferencia de ésta Phobia no procuró los suficientes beneficios en taquilla para el rodaje de una hipotética segunda parte. Mas, su recaudación cabría catalogarla de paupérrima, muy lejos, por tanto de la previsión incluso más conservadora imaginada por los responsables de la compañía de nuevo cuño Borough Park Productions, cuyo cierre se hizo efectiva una vez liquidados todos los compromisos adquiridos, incluidos los emolumentos a percibir por el equipo artístico encabezado por Paul Michael Glaser del que destaca su cuerpo de intérpretes femeninas, entre otras, Susan Hogan —quien también aparece en Cromosoma 3—, Patricia Collins y Alexandra Stewart, en una breve aparición en la que da vida a una mujer afectada de agarofobia que acabará siendo «ejecutada» por un individuo cuya presencia y voz le resulta familiar. Primera de una serie de asesinatos siguiendo las prerrogativas de la cinta seminal dirigida por Robert Fuest y su continuación, igualmente con la participación de Vincent Price.•
 
Christian Aguilera