40 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE TERROR DE MOLINS DE REI '21
Despojado de cualquier etiqueta que pueda llevar a engaño, se celebró en la ciudad del Baix Llobregat, de forma presencial entre el 7 y el 17 de noviembre del presente año, la edición XL del conocido popularmente como Terrormolins. Un evento en sí mismo que amplía horizontes año tras año y que intenta desmarcarse de la ampulosidad de certámenes de mayor envergadura. Este año, celebrando el 40 aniversario y 48 años después de su primera presencia en forma de Maratón de 16 horas de cine de terror —una de las pioneras a nivel europeo— en 1973 —curiosamente fecha en la que aparece acreditada la producción “encontrada” de
En estreno
 
ESPECIAL «JOHN FRANKENHEIMER REVISITADO» (PARTE I, 1957-1973)
El próximo verano se cumplirán veinte años del fallecimiento de John Frankenheimer (1930-2020). Coincidiendo con la salida al mercado del libro publicado por el sello Kane Ediciones que está llamado a convertirse en una obra de referencia sobre la obra del cineasta neoyorquino, en cinearchivo.net damos cabido a un Especial John Frankenheimer revisitado con la publicación de artículos complementarios al dossier que vio la luz en nuestra web en febrero y marzo de 2011. Entre estos artículos computa el referido precisamente al contenido de John Frankenheimer: un francotirador en Hollywood (Kane Ediciones, 2021), escrito por Christian Aguilera dentro de la colección de la publicación de nuevo cuño titulada «La generación de la televisión», a mayor gloria de los realizadores surgidos de la pequeña pantalla que dieron el salto al medio cinematográfico entre mediados los años cincuenta y principios de los sesenta. Para esta primera parte del Especial analizamos los catorce primeros largometrajes de Frankenheimer, incluido Sueños prohibidos (1973), un título prácticamente invisible que forma parte del cuerpo análisis de la monografía de Christian Aguilera, cuya publicación sirve de "excusa" para regresar sobre la obra de uno de los mayores talentos del cine norteamericano de la segunda mitad del siglo XX.
ADIÓS AL CINEASTA PETER BOGDANOVICH, A LOS 82 AÑOS
Fallecido el pasado 6 de enero en su residencia angelina, según fuentes de la familia, por causas naturales, Peter Bogdanovich pasará a los anales por ser uno de los mayores divulgadores y conocedores de la Historia del Cine de los Estados Unidos. Crítico antes que cineasta (escribió en la prestigiosa revista Esquire), debutó como director de largometrajes a los veintiocho años con Un héroe anda suelto (1967), primera propuesta de un total de casi una veintena de películas que llegó a rodar a lo largo de cerca de cuarenta años. En cinearchivo.net rendimos nuestro particular
54 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '21
Entre el 7 y el 17 de octubre de este año, se celebró la quincuagésima cuarta edición del Sitges Film Festival, como gusta internacionalizar a este emblemático certamen ubicado desde sus inicios en la blanca subur. Eso sí, autoproclamarse uno mismo como número uno del sector no es algo que podamos llamar falsa modestia, más bien autocomplacencia. Seremos los informadores y periodistas los que tengamos que elevar a dicha categoría esta verdad tangible en cifras y en número de proyecciones. Lo de la calidad es harina de otro costal.
FELLINI DE LOS ESPÍRITUS (2020)
Documental que explora en aspectos poco conocidos o que apenas han trascendido de la personalidad de Federico Fellini, cineasta nacido en Rimini en 1920 y fallecido en 1993. Imágenes de la celebración del funeral de estado de Fellini sirve de punto de partida a esta pieza cinematográfica que se suma a la conmemoración del centenario del natalicio de uno de los cineastas más influyentes de su época.
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS I - III: 1999-2005) (ESPECIAL GEORGE LUCAS)
En la convención de Star Wars celebrada en 1987, coincidiendo con el décimo aniversario del estreno de la pieza fundacional, a requerimiento de algunos fans asistentes al evento George Lucas se mostró impreciso en relación a la posibilidad de dar forma a las dos nuevas trilogías que había imaginado tras el impresionante éxito cosechado con la primera. Presumiblemente, en su fuero interno abrigaba la opción de materializarlas siempre que los avances tecnológicos lo permitieran. Ya superado el ecuador de la década de los ochenta no parecía, pues, que semejante escenario estuviera a punto de darse. Así pues, a la espera de acontecimientos relevantes en el ámbito de la
COLOR OUT OF SPACE (2019) (EDICIÓN ESPECIAL 2 DISCOS)

COLOR OUT OF SPACE (Richard Stanley) 

                                                   

       
 
Características en BD y DVD: Contenidos: Disco 1: la película. Menús interactivos / Acceso directo a escenas / TV Spots / Los efectos visuales / Cómo se hizo / Tráiler. Disco 2: Extras. Entrevista con Richard Stanley / Rueda de prensa del Festival de Sitges / Cortometrajes de Richard Stanley / Cortometrajes de Patrick Müller.     Formato: 16:9 anamórfico compatible con 4:3, 2:39.  Idiomas:  Inglés y Castellano. Subtítulos: Castellano. Duración: 110 mn (Extras: 341 mn). Distribuidora: A Contracorriente Films. Fecha de lanzamiento: 9 de diciembre de 2020.
SINOPSIS: Los Gardner se mudan a una granja remota de Nueva Inglaterra. Están ocupados adaptándose a su nueva vida cuando un meteorito se estrella en su patio. El misterioso aerolito parece derretirse en la tierra, infectando el terreno con un color brillante de otro mundo. Para su horror, la familia descubre que esta fuerza alienígena está mutando gradualmente cada forma de vida que toca... incluido ellos.
COMENTARIO: Si en los años cincuenta y sesenta Edgar Alan Poe (1809-1849) se convirtió en el escritor situado en el espectro del fantástico más recurrente a la hora de habilitar entre los cineastas en ciernes adaptaciones de sus textos en formato de cortos, mediometrajes o largometrajes de corte experimental, a mediados de la década de los ochenta uno de sus «alumnos aventajados», Howard Phillip Lovecraft (1890-1937), ha servido de inspiración para una legión de cineastas a través de una vasta obra que quedó abruptamente interrumpida por su prematura muerte. Desde entonces difícilmente ha quedado en blanco un solo año en que el cinematógrafo no haya cumplimentado una adaptación de un texto de H. P. Lovecraft, sobre todo en el formato del cortometraje, ya sea referido a su producción en calidad de prosista o de poeta. El realizador y guionista de origen sudafricano Richard Stanley no ha desaprovechado la oportunidad de sumarse a este revival lovecraftiano tras la frustración —una más en una carrera audiovisual salpimentada de numerosos contratiempos de distinta índole—que hace años le supuso aparcar sine die el proyecto de adaptación de Némesis, obra del autor de Providence.
   Cinéfago, lector voraz y cineasta que no ha alimentado su condición de cineasta «de culto» —o, según se quiera ver, el «malditismo» que le acompaña— merced a mostrarse críptico en torno a sus variopintos avatares en el seno de la industria cinematográfica, Richard Stanley ha regresado a la senda del largometraje de ficción tras varios años de silencio con Color Out of Space (2019), adaptación del relato corto El color que cayó del espacio (1923), publicado recientemente por el sello Nørdica. De sus casi noventa páginas Stanley extrajo la «materia prima» a la hora de conformar un guión que llegó a los dominios de SpectreVision Films —de cuya estructura empresarial forma parte Elijah Wood— y de la productora auspiciada por Nicolas Cage, entre cuyas preferencias literarias localizamos la magna obra de Lovecraft. De ahí que Cage, haciendo una vez más gala de un desaforado entusiasmo y una vitalidad innata, resolviera por la vía de urgencia comprometerse con el proyecto y establecer un plan de rodaje medido al medio plazo que no podría aplazarse sopena que el mismo quedara en el limbo por espacio indefinido. Bajo estas condiciones Stanley aceptó el envite y de nuevo se aplicó en el dicho «hacer de la necesidad virtud» cuando las condiciones climatológicas registradas en el invierno de 2019 en los Estados Unidos y en gran parte de Europa llevaron a tomar la decisión que algunas zonas de Portugal podrían servir de escenario natural para simular Nueva Inglaterra en la estación otoñal. En este sentido, no cabe reproche alguno a Color Out of Space, dejando patente que la elección de Stanley y de su equipo de producción suplieron con ingenio la imposibilidad de rodar en el noreste de los Estados Unidos, al punto que presumo tan solo los oriundos de Nueva Inglaterra podrían apercibirse de que el encabezamiento del relato entra en contradicción con el escenario natural que contemplamos en imágenes. Salvada esta consideración, Stanley va trenzando un relato que funciona «por decantación», esto es, pequeños detalles o apuntes localizados en el primer y segundo «acto» —algunos de origen esotérico, sobre todo por lo que compete al personaje de Lavinia (Madeleine Arthur), la hija díscola de los Gardner, cuya cabeza de familia Nathan (Cage) sufre constantes vaivenes emocionales— van ofreciendo pistas al espectador por donde se conducirá un desenlace en que adoptan protagonismo distintas formas alienígenas. Para ello Stanley se vale de una sabia asimilación de un legado cinematográfico que le había sido «(auto)impuesto» verbigracia de su cinefilia con referencias a Alien, el octavo pasajero (1979), Cromosoma 3 (1979) —a través de la figura de la madre unida físicamente y mentalmente a una de sus criaturas— y La cosa (1982), títulos todos ellos con un pronunciamiento artesanal a la hora de abordar sus correspondientes efectos digitales. Aunque el departamento de CGI ha jugado su papel en el proceso creativo de Color Out of Space no es menos cierto que se percibe en su acabado un gusto por el detalle que nos retrotrae a ese cine artesanal, apuntalado para la ocasión por una paleta de colores que trata de proyectarnos a una «cuarta dimensión», la propia de una dimensión alienígena que habita en la superficie del planeta Tierra donde ha caído un meteorito. Un esfuerzo creativo para el que Richard Stanley ha contado con la colaboración del cameraman Steve Annis —y del que la composición musical de Colin Stetson trabaja a favor de la percepción de un «terror cósmico» inserto en la dialéctica lovecraftiana por parte del espectador—, arrojando en su balance general una propuesta que trata de conectar de manera (medianamente) satisfactoria con aquellas generaciones posteriores a las que pudieron y/o pudimos ver en la gran pantalla Granja maldita (1987) —el debut en la dirección del habitual actor David Keith, quien la rodó en su Tennessee natal— y Die, Monster, Die! (1965), las precedentes versiones anglosajonas de la adaptación de Color Out of Space, uno de los textos favoritos del propio Lovecraft.•
 
Christian Aguilera                         
 

EXTRAS EDICIÓ COLOR OUT OF SPACE
Entrevista con Richard Stanley (Lost in Landshut) (48’30”): una de las piezas más interesantes de la presente edición en formato digital por cuanto Richard Stanley ofrece una serie de respuestas repletas de detalles que apenas habían trascendido sobre las (accidentadas) producciones de Hardware, programado para matar (1990), Dust Devil (1992) y sobre todo La isla del doctor Moreau (1996). A propósito de este último film no tiene desperdicio un rico anecdotario y una reflexión final, en que encuentra consuelo el hecho que a la mayoría de los que participaron en el rodaje de la adaptación de la novela de H. G. Wells (una vez retomado el proyecto tras un hiato de varios meses) les fue peor que a él. Baste como ejemplo el fallecimiento en 2002 del director que le reemplazó, John Frankenheimer, el suicidio de la hija de Marlon Brando o la enfermedad (un cáncer de garganta) que sufrió años más tarde Val Kilmer, un recambio de última hora tras haberse descartado otros actores por distintos motivos. Rueda de prensa del Festival de Sitges (41’02”): flanquedado por Ángel Sala y Mike Hostench, Richard Stanley responde a las preguntas formuladas mayoritariamente por el director y el subdirector del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges (desdoblado en funciones de traductor), respectivamente. En un clima casi «familiar» se desarrolla una rueda de prensa que se asemeja más a un formato de conversación a tres bandas, en que Stanley se explaya en detalles sobre su relación de trabajo con Nicolas Cage, en las influencias del film (una de las dos únicas preguntas realizadas por la prensa da pie a colocar en un puesto preferente de las mismas la versión de John Carpenter de La cosa, nacida a partir de un relato lovecraftiano de John W. Campbell), en la unidad orgánica que constituye el ensamblaje de imágenes, música y sonido (a pregunta de Hostench) y otras cuestiones colaterales a la puesta en marcha de un proyecto evaluado en tiempo récord. Cortometrajes de Richard Stanley:  Rites of Passage (1983) (9’23”): junto a su colaborador Gary Copeland Stnaley se las ingenió para filmar a los diecisiete años un corto en que él mismo asume el papel protagonista, el propio de un joven con ropajes extrafalarios ubicado en medio de un territorio salvaje y ancestral dominado por el reino animal. Registrado en formato vídeo. Incidents in an Expanding Universe (1985) (43’22”): la historia dirigida y guionizada por Stanley nos sitúa en un escenario postapocalíptico de 2037, en que seguimos las evoluciones de Maxwell Harrison, un piloto militar manco. Diversos flashbacks se suceden a lo largo de una narración puntuada con una voz en off. Una homemovie que representa uno de los primerizos ejercicios cinematográficos de Stanley sin apenas presupuesto pero con altas dosis de imaginación.  Voice of the Moon (1990) (32’23”): uno de los pocos documentales captados por la cámara de un extranjero en suelo afgano que capta escenas de lo cotidiano, desde la manera cómo viven los habitantes de la región de Ningrahar o Peshawar hasta la práctica del buzkashi, un deporte ancestral de gran arraigo popular en distintas provincias. Asimismo la cámara de Stanley levanta testimonio de la Batalla de Jalalabad en un periodo de la historia de Afganistán en que la extinta Unión Soviética pretendía ejercer un dominio sobre la población autóctona. The Sea of Perdition (2006) (8’29”): en algo menos de diez minutos Stanley ofrece su particular visión del planeta Marte en que bajo su superficie se encuentra un estanque de agua de donde emerge una joven desnuda. La parte final se torna en una especie de parodia con un encadenado de imágenes (algunas fotografías de personalidades terrícolas fácilmente reconocibles) psicodélicas. Cortometrajes de Patrick Müller: The Color Out of Space (2017) (4'39"): virado en tonos violetas la propuesta de Müller posee una vena experimental que encuentra inspiración en el relato corto homónimo de H. P. Lovecraft. Rodado en 16 m/m en Inglaterra. The Garden (2019) (4’59”): rodado en 16 m/m mientras escuchamos en off el poema homónimo de H. P. Lovecraft contemplamos imágenes de la naturaleza propias de las inmediaciones de Savannah, la capital del estado de Georgia.