VI FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE BARCELONA SANT JORDI '022
Celebrado entre el 21 de 29 de abril, en el transcurro de las celebraciones del día del libro, veintitrés de abril, el BCN FILM FEST acogió la nada desdeñable cifra de setenta títulos, entre largometrajes, documentales y sesiones especiales de cortometrajes, en el populoso barrio de gracia de la capital catalana: Barcelona. La consolidación de un certamen que tuvo como principal reclamo a nivel internacional, la figura del director, guionista, productor y periodista ocasional, Oliver Stone -suyas son algunas de las pocas entrevistas largas que se conservan con
En estreno
 
ESPECIAL PETER BOGDANOVICH (PARTE I, 1967-1979)
El pasado 6 de enero fallecía, a los ochenta y dos años, Peter Bogdanovich, uno de los realizadores norteamericanos poseedor de un conocimiento enciclopédico sobre la Historia del cine de su país. En cinearchivo.net rendimos nuestro particular tributo-homenaje a Bogdanovich con la publicación de un dossier dividido en dos partes que
ADIÓS AL CINEASTA PETER BOGDANOVICH, A LOS 82 AÑOS
Fallecido el pasado 6 de enero en su residencia angelina, según fuentes de la familia, por causas naturales, Peter Bogdanovich pasará a los anales por ser uno de los mayores divulgadores y conocedores de la Historia del Cine de los Estados Unidos. Crítico antes que cineasta (escribió en la prestigiosa revista Esquire), debutó como director de largometrajes a los veintiocho años con Un héroe anda suelto (1967), primera propuesta de un total de casi una veintena de películas que llegó a rodar a lo largo de cerca de cuarenta años. En cinearchivo.net rendimos nuestro particular
54 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '21
Entre el 7 y el 17 de octubre de este año, se celebró la quincuagésima cuarta edición del Sitges Film Festival, como gusta internacionalizar a este emblemático certamen ubicado desde sus inicios en la blanca subur. Eso sí, autoproclamarse uno mismo como número uno del sector no es algo que podamos llamar falsa modestia, más bien autocomplacencia. Seremos los informadores y periodistas los que tengamos que elevar a dicha categoría esta verdad tangible en cifras y en número de proyecciones. Lo de la calidad es harina de otro costal.
DRIVE MY CAR (2021)
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
JOHN FRANKENHEIMER: UN FRANCOTIRADOR EN HOLLYWOOD
El Año 2000 vio la luz de un libro de cine editado por Editorial 2001 en castellano. Un manual que conocía edición en catalán en 1994. La Generación de la Televisión, La conciencia Liberal del Cine Americano es su título. Aquel libro fue toda una inspiración para un joven que combinaba cinefilia con la práctica de la abogacía. Aquel joven de 30 años ya había reparado en realizadores de la talla de
MAURICE (1987)

MAURICE (James Ivory)

    

                                                  

       
 
Características BD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas. Extras: Entrevista a James Ivory y Pierre L'homme / Coloquio con el director y el director de fotografía (Q&A with James Ivory y Pierre Lhomme / Escenas eliminadas y tomas alternativas / La perspectiva de un director (Maurice: The Director’s perspective) Tráiler.   Resolución: 1.080 p.  Formato: 1:78:1 Widescreen.  Idiomas:  Italiano. Subtítulos: Castellano.  Duración: 134 mn. Distribuidora: A Contracorriente Films. Fecha de lanzamiento: 22 de marzo de 2022.  
SINOPSIS: Maurice Hall es un joven corredor de bolsa a quien se le comunica el suicidio de un antiguo amigo suyo, compañero de estudios en Cambridge. Maurice recuerda sus años de juventud en la universidad, incluida su relación homosexual con Clive Durham, relación que ocasiona su expulsión de Cambridge.
COMENTARIO: E(dgar) M(organ) Forster (1879-1970) representa un caso paradigmático de escritor británico cuyo prestigio apenas trascendió más allá del ámbito anglosajón durante su larga existencia —llegó a la condición de nonagenario— y que, gracias al «altavoz» cinematográfico (en forma de adaptaciones a la gran pantalla) su figura literaria se expandió a nivel mundial. En este sentido, David Lean colocó en el «mapa» a E. M. Forster merced a la traslación a la gran pantalla de la novela Pasaje a la India (1924), cuyo arduo proceso de gestación no podría ser comparado con una posterior adaptación extraída de su legado literario, Una habitación con vista (1910), esta vez a cargo del estadounidense James Ivory. Inopinadamente, la propuesta en cuestión se convirtió en un notable éxito en taquilla, generando una corriente favorable para que Ivory abandonara de manera paulatina un espacio de cierta irrelevancia en el panorama cinematográfico anglosajón. Cabe, pues, colocar en contexto la importancia de Una habitación con vistas (1985) conforme a una suerte de palanca para impulsar la trayectoria profesional de James Ivory y que, de algún modo, trató de apuntalar tras la presentación en sociedad de otra adaptación surgida del «universo E. M. Forster», Maurice (1987), en el marco de la 60 edición del Festival Internacional de Cine de Venecia. Paradójicamente, Maurice (1912), una de las primeras novelas escritas por Forster tuvo que ser publicada a título póstumo —en 1971— debido a su fuerte componente autobiográfico, aquel que podría asociar de facto al escritor inglés con el personaje epónimo, cuyos affairs amorosos con Edward Carpenter y George Merill “atentaban” contra la moralidad de la época, esto es, en el amanecer del siglo XX.
    Cubierto casi un siglo si tomamos como referencia el arranque (cronológico) del relato de Forster, Maurice acaparó el interés de la prensa que acudió a la cita anual en Venecia en función del precedente de A Room with a View, una historia que transcurre en otra ciudad italiana, Florencia. La luz florentina presente en Una habitación con vistas juega al contraste en relación a los tonos desvaídos que adopta la fotografía de Maurice, en correspondencia con el retrato de la aristocracia británica previa al estallido de la Primera Guerra Mundial, presta a reprimir todo aquello que opere al margen de las conductas sexuales regladas por la moralidad. De ahí que Ivory escogiera al operador francés Pierre L’Homme en detrimento del cameraman Tony Pierce-Roberts, la que hubiese sido una «elección natural», máxime tratándose de un profesional oriundo de las Islas Británicas que quedó asociado al nombre de James Ivory a lo largo de varias décadas. De su desempeño artístico se beneficia Maurice, en contraposición con determinados elementos de un film, sobre todo los que atañen a su estructura narrativa, que rebajan un tanto la valoración final que podamos extaer de su visionado. Aunque Ruth Praver Jhabala actuó a la sombra en funciones de script-doctor, Kit Hesketh-Harvey se responsabilizó de la «autoría» —compartida con el propio Ivory— del guion de Maurice, dejando patente que se trata del talón de Aquiles de una propuesta cinematográfica que sigue siendo un referente para una determinada generación perteneciente a la comunidad gay. Entre los aciertos de Maurice cabe contabilizar la apuesta por dos intérpretes hasta entonces desconocidos, James Wilby y Hugh Grant, dando acomodo a los personajes de Maurice Hall y Clive Durham, respectivamente. Wilby volvería a repetir a las órdenes de Ivory en la tercera adaptación de éste —ya con el concurso de Ruth Praver Jhabala— del espacio literario de Forster, Regreso a Howards End (1992), mientras que Grant limitó su vínculo profesional con el cineasta californiano a Maurice, en lo que podríamos convenir una interpretación que trata de seguir fiel a su origen literario a excepción de la asunción de su mediocridad. Prima, pues, la plasmación del tormento que experimenta Clive al tomar conciencia de la censura que provocan sus actos no tan solo en su entorno aristocrático sino también en su fuero interno. En esta tesitura transcurre un film que situó a James Ivory en la senda correcta con el ánimo de saborear las mieles de un reconocimiento crítico que difícilmente hubiese aspirado bien entrado en la cuarentena.•
 
Christian Aguilera              
 

EXTRAS EDICIÓN BLURAY:
Entrevista a James Ivory y Pierre Lhomme (James Ivory & Pierre Lhomme on the making of Maurice) (16'). En esta distendida conversación de 2017, realizada en las oficinas neoyorkinas de Cohen Media Group, el realizador James Ivory (Las Bostonianas, Regreso a Howards End) y su director de fotografía Pierre Lhomme (La Pasión de Camille Claudell, Cyrano de Bergerac) comparten con el crítico de cine Gavin Smith algunos recuerdos y anécdotas acerca del rodaje de la película. La elección del reparto (Hugh Grant y James Wilby eran prácticamente debutantes), la búsqueda de una fotografía sombría y fría acorde con el clima opresivo de la historia, y la asumida responsabilidad sobre el delicado material literario de partida, tienen la debida disección en la charla. El repaso acerca de las respectivas condiciones de "forasteros" por su nacionalidad estadounidense y francesa, respectivamente, no tienen precio en este atractivo bonus. Especialmente impactante en el equipo de filmación fue la aparición de un cinematographer francés en el rodaje de un filme inglés en la propia Inglaterra. Tal circunstancia despertó cierta hostilidad contra el operador (al fin y al cabo, había muy buenos directores de fotografía en Inglaterra). Ivory tenía meridianamente claro su fichaje: estaba muy contento con la experiencia con él en el filme Quartet y quería para Maurice una mirada extranjera, diferente, respecto del paisaje inglés, que diferenciase su filme respecto de otros. Por otra parte, Ivory necesitaba a un director de fotografía abierto de mente para el tema que se trataba en el filme. Si el operador principal se sentía incómodo y le repele la historia, sería sin duda menos efectivo.
Coloquio con el director y el director de fotografía (Q&A with James Ivory y Pierre Lhomme (23'). Tenemos entre el material extra de esta sensacional edición de A Contracorriente, otra charla francamente reveladora. Nuevamente el realizador y guionista ganador y múltiples veces nominado al Oscar®, James Ivory y el operador cinematográfico Pierre Lhomme comparecen y hablan de la producción y recepción de Maurice. También lo hacen de sus respectivas influencias y filmografías previas. Se trata de un coloquio moderado por Nicholas Elliott, corresponsal en Estados Unidos de la revista Cahiers du Cinéma, grabado igualmente en 2017 en el Instituto Francés Alianza Francesa. Se repiten algunas cuestiones en relación al anterior extra. Se revela que Ivory y Lhomme han colaborado 4 veces en total, así como que son muy buenos amigos. La entrevista de Elliot incluye la oportunidad de que el público asistente al acto pudiera preguntar a ambas figuras. Escenas eliminadas y tomas alternativas (39'). Ivory revela en uno de los extras, que respecto de este filme se rodó mucho, y se cortó mucho material. La prueba es el presente bonus. Nos hallamos ante una atractiva y considerable colección de secuencias descartadas en el montaje final del filme, incluyendo un comienzo diferente (no lineal) del filme de una duración que ronda los 15 minutos. Algunas de las tomas o secuencias enteras se encuentran en muy mal estado de conservación. Sin embargo, ahí están en el Bluray de A Contracorriente para ser admiradas debidamente. La perspectiva de un director (Maurice: The Director’s perspective) (40'). En esta extensa y apasionante conversación que tuvo lugar en 2017, con ocasión al 30 aniversario del estreno de Maurice, los realizadores estadounidenses James Ivory y Tom McCarthy, director éste último de títulos como El Visitante, Spotlight o Cuestión de Sangre, analizan con detalle algunas secuencias específicas. La estructura del film, el proceso de montaje, las preocupaciones de los herederos del escritor E. M. Forster frente a la delicadeza del tema, entre otras muchas cuestiones de gran interés cinéfilo son objeto de desglose en el extra. Ivory comenta que la novela se publicó en 1971 después de la muerte de E. M. Foster. El escritor, de ninguna de las maneras, habría podido publicarla, pues en aquellos años había muchas leyes en Inglaterra contra lo que se consideraba obsceno según la moral de la época. Ivory desvela una curiosa cuestión a preguntas de McCarthy. Por razones presupuestarias y de agenda de rodaje, nunca pudo ensayar con todos los actores, salvo en el rodaje de Esperando a Mr. Bridge. Paul Newman y Joanne Woodward, como “actores del método” que son, requirieron ensayos y se pudieron llevar a cabo con la totalidad de los actores. Destacable es también el dato de que el guion no lo escribe Ivory con Ruth Prawer Jhabvala, sino con Kit Hesketh-Harvey. La razón es porque la guionista no estaba interesada en el proyecto. Sin embargo, cuenta Ivory que la escritora leyó el libreto e hizo algunas contribuciones de peso para fortalecer algunos aspectos de la trama. Tráiler (3'). Trailer montado especialmente para el lanzamiento de este modélico filme. Tráiler original (3'). Trailer que precedió al estreno de Maurice en 1987.