39 EDICIÓN BIFFF (BELGIUM INTERNATIONAL FANTASTIC FILM FESTIVAL) '21
A la hora de hablar sobre festivales de Cine Fantástico alrededor del mundo, convendría tener en valor a uno de los más longevos en este determinado sector: el BIFFF. El Belgium Fantasy Film Festival, que cumple este año su 39 edición, marcado, ¿cómo no?, por la maldita pandemia que ha azotado a medio mundo y al otro, también. Un valor incalculable ya resulta hacer una edición, sea en el formato que sea, cuando lo más fácil sería abandonar una organización con las restricciones impuestas por los diferentes gobiernos de cada país. Por causas ya
En estreno
 
ESPECIAL GEORGE LUCAS (1971-2005)
El 24 de mayo de 1977 La guerra de las galaxias cursaba su estreno mundial un título que cambiaría para siempre el devenir de la industria cinematográfica estadounidense. Su principal artífice, George Lucas (n. 1944) había invertido cuatro años de su vida a un proyecto que, en principio, parecía quedar encuadrado en la serie B pero que con el paso de los meses irían creciendo sus expectativas de llegar al público de manera masiva gracias al respaldo financiero y de distribución de la Fox bajo el mandato de Alan Ladd Jr. Coincidiendo con el cumplimiento del 77 aniversario --una cifra «mágica»-- de George Lucas el pasado viernes 14 de mayo publicamos en cinearchivo.net un dossier dedicado a su obra como director, muy inferior en títulos a los que ha producido ya sea en el seno de la franquicia galáctica o fuera de la misma. Asimismo, los análisis
EL ACTOR GEORGE SEGAL FALLECE A LOS 87 AÑOS
Coincidiendo con el décimo aniversario del fallecimiento de Elizabeth Taylor, uno de sus coprotagonistas en ¿Quíén teme a Virginia Wolf? (1966), George Segal, hizo lo propio el pasado 23 de marzo. Recién cumplidos los 87 años, Segal encontró la muerte a causa de complicaciones sufridas en el curso de una operación. Actor de largo recorrido, Segal inició su singladura profesional alternando televisión, teatro y cine, este último el medio que le dio a conocer a partir de la referida adaptación de la pieza de Edward Albee por la que obtuvo su única nominación al Oscar®. A modo de
V EDICIÓN BCN FILM FESTIVAL '21
Quinta edición de un certamen que nació con vocación de Festival popular y que ha consolidado en este lustro una capacidad de convocatoria cada vez mayor, aun cuando la situación de pandemia ha condicionado, solo en parte, su razón de ser. Como apuntamos el año anterior, la ejecución de un festival de este nivel en aras de ser justos en tal situación es, cuanto menos, un gesto honorable y decidido a enorgullecer al séptimo arte.
ROMA (2018)
Colonia “La Roma”, Ciudad de Méjico, año 1971. Cleo es una ama de llaves que trabaja en la casa de una familia de clase media en Ciudad de Méjico, compuesta por el matrimonio, los cuatro hijos, la abuela y el perro. El día a día va uniendo a la familia con Cleo, cuando el padre de familia se va, Aparentemente a Canadá a un congreso médico, y cuando Cleo queda embarazada
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS I - III: 1999-2005) (ESPECIAL GEORGE LUCAS)
En la convención de Star Wars celebrada en 1987, coincidiendo con el décimo aniversario del estreno de la pieza fundacional, a requerimiento de algunos fans asistentes al evento George Lucas se mostró impreciso en relación a la posibilidad de dar forma a las dos nuevas trilogías que había imaginado tras el impresionante éxito cosechado con la primera. Presumiblemente, en su fuero interno abrigaba la opción de materializarlas siempre que los avances tecnológicos lo permitieran. Ya superado el ecuador de la década de los ochenta no parecía, pues, que semejante escenario estuviera a punto de darse. Así pues, a la espera de acontecimientos relevantes en el ámbito de la
DEL LIBRO A LA PANTALLA: «BUFFALO SOLDIERS»

Editorial: Sajalín.
Colección: Al margen nº 47.
Autor: Robert O'Connor.
Fecha de publicación: abril de 2021.
376 pp. 15,5 x 21,5 cm. Tapa blanda.
con solapas.
Traducción de Ana Crespo
y Diego de los Santos.

A cada episodio bélico de repercusión internacional que comprometiera a los Estados Unidos en el escenario del siglo XX la literatura norteamericana correspondió con la publicación de novelas de corte satírico y/o alegórico sobre la sinrazón de las guerras que han ido ganando adeptos con el devenir de los años hasta convertirse en obras de referencia de la cultura popular. Al respecto, los escritores que salieron mejor librados de semejante envite fueron Kurt Vonnegut Jr —Matadero Cinco (1969)—, Joseph Heller —Trampa 22 (1955)— y Richard Hooker, cuya obra M. A. S. H. (1959), en su traspaso al celuloide, a caballo entre la década de los sesenta y setenta, de la mano de Robert Altman y del guionista Ring Lander Jr. con la salvedad de los títulos de crédito evitó, en la medida de lo posible, cualquier referencia a la Guerra de Corea en beneficio de buscar paralelismos con la Guerra de Vietnam que seguía librándose en aquel periodo. Lo hizo preservando la matriz satírica que descansa en la voluminosa novela de Hooker, una línea similar a la emprendida por el neoyorquino Robert O’Connor (n. 1959) con su única novela, Buffalo Soldiers (1993), «heredera» de los títulos señalados de Vonnegut, Heller y Hooker.
A pesar que los vientos de la crítica soplaron a favor nada más salir al mercado, las tentativas para que Buffalo Soldiers cobrara vida en la gran pantalla no llegaron a cristalizar. De algún modo, una vez vencida la etapa de George Bush Sr en la Casa El escritor y profesor univesitario Robert O' Connor. Blanca, la llegara a la presidencia del demócrata Bill Clinton hubiese allanado el camino para que prendiera en taquilla una propuesta cinematográfica que toma de partida una novela que muestra sin pudor el backstage del ejército de los Estados Unidos a través de un microcosmos situado en la base militar de Manheim, en la denominada Alemania Federal a unos meses vista de la caída del Muro de Berlín, punto de inflexión para la creación de un nuevo orden mundial. Pero curiosamente debió pasar todo el periodo de Clinton ejerciendo el cargo de máximo mandatario del país para que Buffalo Soldiers lograra reunir la financiación suficiente para apuntalar un proyecto cinematográfico con el australiano Gregor Jordan tras las cámaras, haciéndose responsable de la escritura de un guión que no contó con la colaboración de O’Connor, por aquel entonces en tránsito de abandonar la idea de consolidar una carrera como novelista y/o ensayista y así favorecer su veta en calidad de docente.        
 
Una versión «atenuada» de la novela de O'Connor
 
Presentada en el marco del Festival Internacional de Cine de Toronto el 8 de septiembre de 2001, Buffalo Soldiers no pudo ser vista con público hasta el año siguiente a causa de los fatídicos acontecimientos del 11-S. Desde la perspectiva del por aquel entonces Presidente de los Estados Unidos George W. Bush (Jr.) los Estados Unidos de América entraban en guerra con la que denominó las «fuerzas del Mal». Por ello tocaba una vuelta al «rearme» patriótico similar al que había acontecido con la Administración Reagan y, en menor medida, bajo el mandato de George Bush Sr., y  que iba en dirección opuesta a los postulados de una producción de las características de Buffalo Soldiers, cuyo título hace referencia a los soldados africanos empleados por los colonos en América para luchas contra los indígenas.
Un par de años después de su puesta de largo en petit comité en Toronto, Buffalo Soldiers compareció en las carteleras de nuestro país de manera fugar en 2003 —nada bueno auguraba su reciente fracaso comercial en los USA— y en 2020 el sello A Contracorriente la editó en formato digital por primera vez, coincidiendo casi en el tiempo con la «coronación» al Oscar® de su actor protagonista, Joaquin Phoenix por su descomunal creación en Joker (2019). A lo largo de estas dos décadas Phoenix ha participado de numerosos papeles que razonan sobre personajes marginales, que tratan de oponer «resistencia» al orden establecido. Mas, Buffalo Soldiers sirvió a tal orientación en el amanecer del siglo XXI, siendo el oscarizado actor la primera elección del equipo capitaneado por el Gregor Jordan, un cineasta que antes de traspasar la barrera del nuevo siglo dio la medida de su talento con Two Hands (1999), una comedia con tintes dramáticos y de misterio ambientada en los Bajos Fondos del país aussie. Sin abandonar el género de la comedia, Jordan procuró para el libreto de Buffalo Soldiers una tonalidad negra que la emparenta, en cierta manera, a un referente insoslayable, la citada M. A. S. H. (1970). Empero, no cabe duda que sendos escenarios y espacios temporales difieren, pero Buffalo Soldiers se mira frente al espejo de M. A. S. H. en la irreverencia y el talante anárquico depositario de esos soldados norteamericanos a los que alude el título original, desplazados a uno de los «puntos calientes» del planeta —Alemania, en 1989— a las puertas de que se certificara la caída del Muro de Berlín y con ello sellar el fin de la Guerra Fría.
    Varios de aquellos actores (Scott Glenn, Ed Harris, etc.) que en sus etapas adolescentes o de (una primera) juventud vieron M. A. S. H. —Altman manifestó que sería ese sector del público el que contribuyó sobremanera a su rotundo éxito comercial— no dudaron en sumarse al proyecto liderado por Jordan, quien pudo completar un equipo artístico de enjundia al servicio de una propuesta en que trató de ser fiel al detalle de ese microcosmos elaborado por O'Connor en que campa a sus anchas el tráfico de drogas y la comercialización de objetos de lo más variopintos. Con todo, Jordan debió eliminar aquellos pasajes de la novela que bordean lo pornográfico —las visitas de Elwood al burdel "Stop'n pop" donde conoce a la prostituta francesa Meirelle, procurándose ambos un juego de confesiones—, en que se hacen referencias de cariz existencialista y algún que otro desliz de naturaleza escatológica que el cineasta australiano se reprimió a la hora de incluirlo en su libreto. Asimismo, quedaría «fuera de campo» la diatriba de O'Connor contra el exceso de burocracia tutelada por los alemanes en relación a las bases norteamericanas diseminadas por suelo germano. Así lo sintetiza O'Connor al situar al lector próximo a alcanzar el ecuador del libro: «Prácticamente todas las bases estadounidenses que hay en Alemania cuentan con un suplemento entero de funcionarios del gobierno alemán, una plantilla en paralelo. Y debido al carácter temporal del puesto de los comandantes, las cabezas cuadradas son, de hecho, la única constante de la presencia militar en nuestro país» (pág. 216).
Sin lugar a dudas, Ray Elwood (Phoenix) deviene la figura mejor perfilada del conjunto, exhibiendo un comportamiento que va mutando en función de quién tenga delante, creando a tal efecto un severo contraste entre su relación con el sargento Lee (Scott Glenn) —ex combatiente en Vietnam— y la hija de éste, Robyn (Anna Paquin), de quien conoceremos el secreto que esconde bajo un manto que irradia esplendor físico, inteligencia y afabilidad. Un «triángulo imposible» articulado por Jordan con la idea de que se produzca una «detonación (controlada)» para estimular la vertiente dramática del relato pero sin afectar a un «núcleo duro» confeccionado con elementos propios de la comedia irreverente y canalla al estilo de la seminal M. A. S. H., un film que sigue ganando a la influencia incluso traspasado el umbral del siglo XXI.•
Christian Aguilera