13 EDICIÓN DE FIMUCITÉ '019
Del 20 al 29 de septiembre de 2019 la encantadora ciudad de Santa Cruz de Tenerife acogió la 13 edición de FIMUCITÉ, un espacio de referencia para la música de cine a nivel nacional, pero asimismo a escala internacional. A diferencia de otras tentativas vinculadas al mundo de la música de cine
En estreno
 
ESPECIAL LUCHINO VISCONTI (PARTE I, 1943-1963)
Desde hace tiempo teníamos pendiente en cinearchivo la publicación de un dossier dedicado al director de origen transalpino Luchino Visconti (1906-1976), uno de los grandes cineastas italianos de todos los tiempos. Cumplimos, pues, la deuda contraída con este Especial Visconti dividido en dos partes, la primera de las cuales aglutina el análisis de títulos fundamentales de su filmografía como Senso (1954), Rocco y sus hermanos (1959) y El gatopardo (1963), esta última basada en la novela homónima de Giuseppe Tomasi di Lampedusa que recientemente ha reeditado el sello barcelonés Anagrama. Un toral de nueve films analizado cubren esta primera entrega del dossier Visconti, de linaje aristocrático y poseedor de una de las más selectas obras cinematográficas que ha dado el país italiano, a menudo en régimen de coproducción con Francia.
EL ADIÓS A ROBERT FORSTER, EL ACTOR NOMINADO AL OSCAR POR «JACKIE BROWN»
Coincidiendo con el estreno mundial de El camino: una historia de Breaking Bad (2019) en la plataforma de Neflix, el pasado 11 de octubre fallecía el actor neoyorquino Robert Forster (1941-2019) a los 78 años de edad. Dado a conocer para una generación de aficionados al cine gracias a su papel de Max Cherry en Jackie Brown (1997), a partir de entonces su ritmo de trabajo se incrementó de forma considerable en relación a sus trabajos interpretativos librados en los años sesenta, setenta y ochenta.
52 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'019
Lo primero que nos viene a la retira ante el estreno de un Festival de Cine con mayúsculas como el de Sitges es su presentación a la sociedad en forma de póster y reflejo a la vez de aquello que será homenajeado a simple vista. Normalmente, identifica a un título dentro de una efeméride elegida casi al azar. Este año era el turno de Mad Max, salvajes de autopista (1979).
LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE MANZANA (2018)
Mientras la ciudad de Londres empieza a recuperarse tras la Segunda Guerra Mundial, la joven escritora Juliet Ashton busca el argumento para su próximo libro. Un día recibe una carta de un desconocido en la que le presenta a un curioso club de lectura: La Sociedad Literaria y del Pastel de Piel de Patata de Guernsey. Intrigada por estos excéntricos personajes, Juliet decide viajar a esta pequeña isla, sin saber que encontrará mucho más que una gran historia.
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
JOHN SCOTT: VIAJE AL MUNDO PERDIDO DE UN SINFONISTA
Contra viento y marea, la editorial Rosetta sigue lanzando libros relacionados con la temática cinematográfica y en especial con su música, acogiéndose al habitual formato biográfico y de análisis sobre la obra de un autor específico. Y lo hace asumiendo el riesgo que significa lanzar al mercado textos sobre determinados compositores de cine que no son precisamente aquellos que figuran entre los más conocidos del gran público (aunque sí del aficionado, que no es lo mismo), pues entre los agraciados se encuentran clásicos como George Dunning, un recuperado Basil Poledouris, o el
DEL LIBRO A LA PANTALLA: «LOS HERMANOS SISTERS»

Editorial: Anagrama.
Autor: Patrick DeWitt.
Fecha de publicación: mayo de 2013.
331 pp. 15,00 x 21,0 cm. Tapa blanda con solapas.
Traducción de Mauricio Bach.

Si bien Patrick DeWitt (Isla de Vancouver, 1975) había cosechado diversos premios de prestigio por su segunda novela Los hermanos Sisters (2011) lo cierto es que la adaptación cinematográfica llevada a cabo siete años más tarde le ha otorgado una relevancia a nivel internacional que traspada el ámbito estrictamente literario. De ello sin duda se ha beneficiado el escritor canadiense a la hora que sus siguientes piezas literarias sean observadas bajo la lupa de un medio, el cinematográfico, que sigue mostrando interés por aquellas historias escritas susceptibles de ser un material idóneo para su transcripción en imágenes. En el caso de Los hermanos Sisters la mediación del actor John C. Reilly —quien aparece al final de la lista de agradecimientos de la presente edición a cargo de Anagrama (dentro de este sello barcelonés se encuentran otros dos libros del canadiense, Abluciones: apuntes para una novela y El submayordomo Minor— resultó esencial para captar la atención de un conjunto de cineastas heterodoxos residentes en Europa, como el rumano Christian Mingu, el belga Jean-Luc Dardenne o el francés Jacques Audiard. Éste último aceptó el envite de colocarse tras las El escritor canadiense Patrick DeWitt.cámaras en el proyecto The Brothers Sisters, a partir de un guión de Thomas Bidegain y de su propiedad. Conocedor de las técnicas inherentes a la escritura de un guión —había firmado el libreto de Terri (2011) en un año digno de enmarcar en su andadura profesional—, empero prefirió que su material original quedara a resguardo de Audiard y Bidegain, ambos aplicados a un ejercicio de síntesis ciertamente necesario para que el largometraje en ciernes no desbordara las dos horas de duración. A modo de botón de muestra, cuando los hermanos Eli y Charles Sisters —gemelos en la novela; en su encarnación cinematográfica Joaquin Phoenix y John C. Reilly les separan casi nueve años— llegan al hogar donde crecieron tras un periplo por diversos estados de USA, la madre fija su atención en la pérdida de uno de los miembros de Charlie. En la novela Patrick DeWitt deja constancia de la preocupación de la madre de los hermanos Sisters con una batería de preguntas que, en la mayoría de los casos, encuentra respuestas un tanto evasivas. En cambio, en la película la madre (Carol Kane) apenas hace un breve comentario, sin detenerse demasiado en que Charlie haya quedado manco. Óbviamente, las más de tresciencias páginas de las que consta la novela de Patrick De Witt invitaban a que Audiard y Bidegain tomaran decisiones que comprometían, por una parte, a reorganizar la secuencia de lo narrado, evitando en la medida de lo posible orillar aquellos pasajes del libro susceptibles de crear cierta confusión en el espectador. Con todo, la traslación en imágenes a cargo de Audiard y su equipo deviene bastante fiel al original literario, respetando sobre todo el contenido de la última parte de la novela en la que se dan cita Hermann Kermit Warm (Riz Ahmed) y John Morris (Jake Gyllenhaal).
Un cambio sustancial entre novela y película representa que Audiard y Bidegain prescindieron utilizar el recurso de la narración en primera persona —la de Eli—, dejando de esta forma que las acciones del mayor de los hermanos —en el film— hablaran por sí solas. Asimismo, los guionistas encomendados a un ejercicio que entrañaba una notable complejidad –en una constante búsqueda por equilibrar una historia ya de por sí refractaria a los convencionalismos— evitaron en la medida de lo posible no cargar las tintas sobre el ejercicio de la violencia que acompaña sobre todo a Charlie. De ahí que, por ejemplo, cuando en la voz de Eli expresa en el siguiente párrafo: «Estaba desenfundando mi revólver cuando Charlie salió de detrás de un árbol y con indiferencia disparó al buscador de oro en cuanto cruzó ante él. Fue un tiro en la cabeza y la parte trasera del cráneo salió volando como si fuese un sombrero arrastrado por el viento». Lejos de hacer una transcripción literal del mismo en imágenes, Audiard favorece al recurso del fuera de campo o bien quedar sin efecto lo descrito en su libro por el autor canadiense. No cabe duda que en manos de directores que también han visito en los últimos lustros el western como Quentin Tarantino, hubiesen obra de manera diferente al de Audiard, quien se reserva para el tramo final un aliento poético, casi fordiano, que se corresponde con su apreciación por un género que ha abordado por primera vez con Los hermanos Sisters. En cualquier caso, un western atípico que encuentra en la secuencia en que los dos jinetes Charlie y Eli descubren el océano que se esconde tras unas dunas. Una postal muy rara de detectar dentro del género, en una evidencia palmaria que Audiard quiso potenciar aquellos aspectos que convierten en Los hermanos Sisters una propuesta singular nacida de una novela exquisitamente bien escrita, obra de un autor que sigue en la órbita del espacio cinematográfica, en razón de la inminente puesta en marcha del proyecto de adaptación de French Exit (2018), bajo la dirección de Azazel Jacobs, el mismo responsable tras las cámaras de Terri, el que fuera el primer punto de encuentro entre John C. Reilly (en calidad de coprotagonista) y el propio Patrick DeWitt..•
 
Christian Aguilera