III EDICIÓN BCN FILM FESTIVAL 2019
Entre los días 23 y 30 de abril de 2019 se celebró en la Ciudad Condal la III edición del BCN Film Festival con el propósito de consolidar una oferta cultural en el marco de la festividad de Sant Jordi, patrón de Catalunya. Con la nueva dirección a cargo de Conxita Casanovas el certámen barcelonés ha potenciado las sección a competición y ha querido premiar
En estreno
 
ESPECIAL LUCHINO VISCONTI (PARTE I, 1943-1963)
Desde hace tiempo teníamos pendiente en cinearchivo la publicación de un dossier dedicado al director de origen transalpino Luchino Visconti (1906-1976), uno de los grandes cineastas italianos de todos los tiempos. Cumplimos, pues, la deuda contraída con este Especial Visconti dividido en dos partes, la primera de las cuales aglutina el análisis de títulos fundamentales de su filmografía como Senso (1954), Rocco y sus hermanos (1959) y El gatopardo (1963), esta última basada en la novela homónima de Giuseppe Tomasi di Lampedusa que recientemente ha reeditado el sello barcelonés Anagrama. Un toral de nueve films analizado cubren esta primera entrega del dossier Visconti, de linaje aristocrático y poseedor de una de las más selectas obras cinematográficas que ha dado el país italiano, a menudo en régimen de coproducción con Francia.
EL ADIÓS A ROBERT FORSTER, EL ACTOR NOMINADO AL OSCAR POR «JACKIE BROWN»
Coincidiendo con el estreno mundial de El camino: una historia de Breaking Bad (2019) en la plataforma de Neflix, el pasado 11 de octubre fallecía el actor neoyorquino Robert Forster (1941-2019) a los 78 años de edad. Dado a conocer para una generación de aficionados al cine gracias a su papel de Max Cherry en Jackie Brown (1997), a partir de entonces su ritmo de trabajo se incrementó de forma considerable en relación a sus trabajos interpretativos librados en los años sesenta, setenta y ochenta.
51 EDICIÓN FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES
El peligro que conlleva seleccionar dentro de una parrilla de cintas en cualquier certamen que incluya una competencia entre las películas presentadas, resulta ya de por sí harto difícil. Si a ello, añadimos las restricciones propias de la abultada programación y demanda de entradas, nos vemos en la obligación de escoger entre el grano y la paja, aún sabiendo que en muchos
LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE MANZANA (2018)
Mientras la ciudad de Londres empieza a recuperarse tras la Segunda Guerra Mundial, la joven escritora Juliet Ashton busca el argumento para su próximo libro. Un día recibe una carta de un desconocido en la que le presenta a un curioso club de lectura: La Sociedad Literaria y del Pastel de Piel de Patata de Guernsey. Intrigada por estos excéntricos personajes, Juliet decide viajar a esta pequeña isla, sin saber que encontrará mucho más que una gran historia.
LA BANDA SONORA DEL MES: «FIRST MAN (EL PRIMER HOMBRE)» (2018)
Había una gran expectación ante el nuevo proyecto de Danielle Chazelle tras sus dos reconocidos films vinculados (de modo diferente) al mundo de la música, Whiplash (2014) y La La Land (2016), saldados con un gran rendimiento en taquilla además del éxito artístico significado en los tres Oscar® obtenidos por la primera y los seis de la segunda. En este sentido, la pareja artística formada con el compositor Justin
JOHN SCOTT: VIAJE AL MUNDO PERDIDO DE UN SINFONISTA
Contra viento y marea, la editorial Rosetta sigue lanzando libros relacionados con la temática cinematográfica y en especial con su música, acogiéndose al habitual formato biográfico y de análisis sobre la obra de un autor específico. Y lo hace asumiendo el riesgo que significa lanzar al mercado textos sobre determinados compositores de cine que no son precisamente aquellos que figuran entre los más conocidos del gran público (aunque sí del aficionado, que no es lo mismo), pues entre los agraciados se encuentran clásicos como George Dunning, un recuperado Basil Poledouris, o el
KUBRICK EN CASA

Editorial: Anagrama.
Colección: Nuevos Cuadernos nº 18.
Autor: Vicente Molina Foix. 
Fecha de publicación: marzo de 2019.
132 pp. 11,0 x 18,0 cm. Tapa blanda. Incluye
Incluye entrevista con Stanley Kubrick.

Veinte años después de su fallecimiento la sola mención del nombre de Stanley Kubrick sigue mereciendo atención por parte de editoriales ociosas que la llama de su descomunal prestigio ganado a pulso entre buena parte de la cinefilia se mantenga encendida. Cubierto, en buena medida, el área consagrada al estudio pormenorizado de su obra, aún parecen quedar flancos por cubrir que atañen a su metología de trabajo y, en particular, a la larga relación de técnicos y escritores que colaboraron con el cineasta neoyorquino, por lo general, de manera puntual, algunos de cuyos «testimonios» han dado lugar a una serie de escritos de verdadero interés. Sería el caso de los guionistas y escritores Michael Herr y Frederic Raphael, quienes vieron publicados en las postrimerías del siglo XX Kubrick (Chronicles) (1999) —publicado en castellano en 2001 por el sello Anagrama— y Eyes Wide Open: A Memoir of Stanley Kubrick (Ballantine Books, 1999), respectivamente, coincidiendo con el reciente deceso del responsable tras las cámaras de Atraco perfecto (1956). Al igual de Herr y Raphael, Vicente Molina Foix (1946, Elche) tuvo el privilegio de conocer en persona a Stanley Kubrick por motivos de trabajo. El quehacer profesional de éste El escritor, critico cinematografico y ensayista ilicitano Vicente Molina Foix.último, empero, no guarda relación con la tarea encomendada a Herr y a Raphael (coguionistas de La chaqueta metálica y Eyes Wide Shut, respectivamente); se le convocó a la residencia de Childwick Bury —próximo a St. Albans, a varias decenas de quilómetros de la megápolis londinense— para que adaptara el libreto en inglés de A Clockwork Orange a la lengua española con motivo de su estreno en versión doblada —por primera vez en nuestro país— previsto para marzo de 1980. El encargo lo recibió a través de una llamada telefónica de Carlos Saura dada la condición de profesor de Lengua Española de Vicente Molina Foix en Oxford. Ese mismo año, Carlos Saura y Molina Foix se vieron involucrados en el doblaje de El resplandor (1980).
    Evidentemente, el encargo de A Clockwork Orange representó una auténtica prueba de fuego para el escritor, ensayista y crítico cinematográfico ilicitano, ya que se trataba de dar carta de naturaleza a un guión que se sustenta en la práctica totalidad de sus diálogos en el lenguaje inventado por Anthony Burgess (el «nadstad»). En la presente obra Vicente Molina Foix detalla aspectos de este complejo proceso que requirió de su erudición, su dominio del inglés (no en vano pasó gran parte de la década de los setenta residiendo en las Islas Británicas) y unos destellos de inspiración para salir airoso del envite. La siguiente propuesta, si bien de menos calado intelectual, le llevó a su «momento de gloria» cuando accedió a la proyección de The Shining en la residencia de los Kubrick, dos días después de que se estrenara en dos grandes ciudades de los Estados Unidos el film con un montaje de ciento cuarenta y seis minutos. La opinión favorable que le mereció El resplandor, además de alguna que otra observación pertinente que remite a sus desvíos en relación a la novela de partida urdida por Stephen King (que le llevó a visitar una librería londinense para hacerse con una antología de cuentos de otro Stephen, de apellido Crane: The Blue Room) sirvió de puerta de entrada para que Kubrick le concediera una entrevista que acompaña, a modo de coda, este librito integrado dentro de la colección «Nuevos cuadernos» de Editorial Anagrama. En buena lógica, el mayor número de preguntas realizadas por el polifacético Molina Foix hacen referencia a la adaptación sui generis de la novela homónima de Stephen King, cuyo cuestionado doblaje sigue persiguiendo a Carlos Saura cuando, en realidad, la responsabilidad de las elecciones de las voces de Verónica Forqué (Shelley Duvall) y Joaquín Hinojosa (Jack Nicholson) recayó exclusivamente en el propio Kubrick. En cierta manera, ese carácter obsesivo del que hizo acopio Stanley Kubrick, al punto que trataba de ejercer un control absoluto sobre asuntos que la inmensa mayoría de colegas de profesión descuidan o simplemente delegan, recibe el aplauso de Molina Foix. No en vano, para el autor de Kubrick en casa el cineasta afincado en Inglaterra desde principios de los años sesenta (aunque nunca renunció a la nacionalidad estadounidense; irónicamente consideraba Londres «el barrio Este de Nueva York»), tamaña actitud eleva un grado más su grandeza, la inherente a un cineasta que convirtió cada una de sus películas filmadas  posiblemente a partir de ¿Teléfono Rojo?, volamos hacia Moscú (1964) en auténticos acontecimientos cara a la cinefilia, tratando de llegar, eso sí, a un público mayoritario pero sin renunciar a unos estándares de calidad y con una carga de profundidad en los temas tratados. Así pues, Molina Foix levanta acta de ese conocimiento de primera mano sobre los cinco últimos trabajos cinematográficos de Kubrick, con un regusto amargo por lo que concierne a Eyes Wide Shut (1999) dado que quedó en el aire una traducción plausible del original y algunos desajustes que, a buen seguro, hubiesen merecido la revisión del cineasta norteamericano. En el ínterin de satisfacer las exigencias de Kubrick con una respuesta lo más certera posible, Molina Foix relata el momento en que conoció la noticia del fallecimiento, a los setenta años, de quien no duda en calificar en repetidas ocasiones de «gran cineasta». Una de estas colaboraciones que quedan grabadas para siempre, de cuya experiencia Molina Foix comparte con el lector, ávido de satisfacer la curiosidad sobre alguien tildado por sus detractores de misántropo, recluído en su propio mundo, envuelto de sus familiares y amigos más allegados (su esposa Christiane, su cuñado Jan Harlan, sus hijas, Leon Vitali, su chófer y pocas personas más). Una imagen que el escritor levantino trata de rebatir, poniendo el valor (a través de una prosa que «imboca» en algunos de sus tramos al espíritu burlón de Vladimir Nabokov, el autor de Lolita), su devoción por su trabajo que contribuyó a ennoblecer sobremanera el denominado Séptimo Arte.•              
 
Christian Aguilera