IV EDICIÓN DEL BCN FILM FESTIVAL '020
No faltó a su cita anual, desde hace cuatro años, este Festival de Cine Internacional de Barcelona, con visos de perpetuarse en el atribulado mundo de los certámenes cinematográficos que envuelven la geografía nacional, con especial énfasis en el cine extraído de la literatura. Esta fue una apuesta basada en la incertidumbre de cuándo y cómo tendría lugar la presente edición. En un primer momento, antes de la irrefutable pandemia, su ubicación restaba en período primaveral, inmediatamente después de la adecuada fecha del 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro, por extensión. Sin embargo, las malas (pésimas) noticias hicieron reaccionar a la organización de que posponer el Festival dos meses después –calculando fases de escalada y desescalada, así
En estreno
 
ESPECIAL «EL RESPLANDOR» (40 ANIVERSARIO)
Abundando en la importancia que sigue cobrando el cine de Stanley Kubrick en infinidad de cineastas, algunos de los cuales nacidos en el presente siglo, en cinearchivo.net dedicamos un dossier a El resplandor (1980) en el cumplimiento del 40 aniversario de su fecha de estreno. En ese periodo el onceavo largometraje realizado por Kubrick despertó bastantes críticas incluso en los que se consideraban seguidores y/o admiradores de su cine. El paso del tiempo ha propiciado una oleada revisionista al punto que hoy en día admite poca discusión que estamos ante un clásico del género de terror contemporáneo. En cinearchivo.net publicamos un total de siete artículos que abordan otras tantas perspectivas sobre el contenido y el «continente» de The Shining, sumándose de esta forma a la larga lista de artículos que se pueden consultar en la web relativo al cine de Stanley Kubrick.
FALLECE EL DIRECTOR BRITÁNICO SIR ALAN PARKER
El pasado 31 de julio conocíamos la triste noticia del deceso de Sir Alan Parker, a los setenta y seis años de edad, en la ciudad de Londres. Aquejado desde hace años de problemas de salud, Parker se había retirado de la práctica cinematográfico a comienzos del presente siglo después de treinta años en el medio. Desde entonces ejerció labores de activismo social y humanitario a través de distintas entidades (entre ellas, la UNICEF), presidió en British Council y la Academia de Cine Europeo,
52 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'019
Lo primero que nos viene a la retira ante el estreno de un Festival de Cine con mayúsculas como el de Sitges es su presentación a la sociedad en forma de póster y reflejo a la vez de aquello que será homenajeado a simple vista. Normalmente, identifica a un título dentro de una efeméride elegida casi al azar. Este año era el turno de Mad Max, salvajes de autopista (1979).
ROMA (2018)
Colonia “La Roma”, Ciudad de Méjico, año 1971. Cleo es una ama de llaves que trabaja en la casa de una familia de clase media en Ciudad de Méjico, compuesta por el matrimonio, los cuatro hijos, la abuela y el perro. El día a día va uniendo a la familia con Cleo, cuando el padre de familia se va, Aparentemente a Canadá a un congreso médico, y cuando Cleo queda embarazada
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS IV - VI: 1977-1983)
En 1971 George Lucas recibió veinte mil dólares por dos años de trabajo en la cinta distópica THX1179 que escribió y dirigido. Siete años más tarde, el cineasta californiano se convirtió en uno de los Golden boy
«EL RESPLANDOR: EL LIBRO DEL 40 ANIVERSARIO»

Editorial: Notorious.
Subtítulo: El libro del 40 aniversario.
Autores: Carlos Díaz Maroto, Jesús Antonio López,
Adrián Sánchez, Jaime Vicente Echagüe. 
Fecha de publicación: junio de 2020.
191 pp. 19,5 x 26,0 cm. En catoné. Incluye
más de un centenar y medio
de fotografías en blanco y negro, y color,

No resulta demasiado aconsejable llegar a conclusiones taxativas sobre un film dirigido por Stanley Kubrick al poco de haberlo visionado sopena que al revisionarla tengamos que matizar y/o corregir algunas de las afirmaciones vertidas. Ello se debe a que en Kubrick cada elemento puesto en juego no se rige por factores aleatorios; más bien forman parte de un «plan maestro» que ha sido perfectamente analizado en su privilegiada mente. En la época de estreno de El resplandor (1980) muchos de los críticos e historiadores cinematográficos que tomaron contacto con el cine de Kubrick tras un hiato de un lustro salieron decepcionados de la sala oscura al entender que el operativo en cuestión perseguía «complacer» a un público mayoritario —de ahí la elección de una novela de Stephen King, un autor superventas— y así contrarrestar el fracaso comercial de Barry Lyndon (1975). Por ello, siguiendo el razonamiento de la plana mayor de la crítica activa por aquel entonces, Kubrick se plegaba a un ejercicio de terror «fabricado» a golpes de efecto con una frialdad expositiva marca de la casa y haciendo gala, eso sí, de su socorrido perfeccionismo. En cambio, un sector minoritario de la crítica no dudó en saludar El resplandor conforme a un film que permitía numerosas lecturas más allá de su pátina de cine de terror sobrenatural. No iban desencaminados.
Han transcurrido cuatro décadas desde aquel ya lejano estreno y, por consiguiente, la valoración que podamos extraer sobre un film de las características de El resplandor, en buena medida, consolidan la senda de la reivindicación iniciada en periodo finisecular, sobre todo al entrar en contacto cierto sector de la cinefilia europea con la versión larga —la estrenada en Estados Unidos, en torno a los ciento cuarenta y ocho minutos de duración, hasta la fecha no editada en soporte digital— que se proyectó en determinados certámenes y  filmotecas. De esta corriente favorable con buen juicio la editorial Notorious trata de sacar rédito con la publicación de una monografía conmemorativa del 40 aniversario de The Shining, haciendo acopio una vez más de una extraordinaria iconografía visual, un diseño y una maquetación que, a las primeras de cambio, nos ofrece de entrada una galería compuesta por dieciséis portadas distintas reproducidas a pequeño tamaño. Idéntico número suman los artículos integrados en la presente monografía, consagrados a cubrir todos los flancos posibles de análisis, ya sea desde la perspectiva estrictamenteNicholson y Kubrick durante un descanso del rodaje de "El resplandor". cinematográfica, o bien musical, literaria, fotográfica y psicológica, entre otras disciplinas. Cuatro autores se encargan de ello, siendo Adrián Sánchez el autor de casi una tercera parte de los mismos, de los cuales cabe destacar el titulado “Pasado continuo” al direccionar su ensayo hacia los confines de la psicogeografía, en que deja constancia su voluntad por penetrar en esas zonas oscuras privativas de aquellos colegas perezosos, refractarios a la lectura de textos ajenos al espectro cinematográfico. Un artículo que deviene un «valor añadido» en el conjunto de una obra que presta la atención esperada al contenido de la novela de Stephen King —Carlos Díaz Maroto en el “Rey contra el matemático” deja patente su fértil conocimiento en torno a la vasta obra del autor de Maine—, quien desde la puesta de largo del film ha mantenido su particular «contencioso» para con la adaptación sui generis llevada a cabo por Kubrick y Diane Johnson, ocasional guionista, escritora y profesora —entre otras materias— de literatura gótica. En esa diatriba King ha ido perdiendo adeptos, en contraposición al número creciente de personas que han modificado su valoración inicial sobre el film al calor de segundas, terceras o cuartas revisiones, aquellas prestas a ir aquilatando un juicio que puede enriquecerse merced a la lectura de textos como los publicados por el sello madrileño Notorious. Algunos de éstos, fruto del procesamiento de una serie de lecturas y de una capacidad casi orgánica por saber estructurar una serie de ideas con un timbre personal —en este sentido, cabe nombrar una vez más a Adrián Sánchez— podrían formar parte de una antología sobre los mejores ensayos publicados en lengua castellana en torno a la obra de Kubrick. Menos entusiasmo despiertan algunas partes del libro, en concreto el artículo “Terror en Hollywood”, cuya loable voluntad por contextualizar el fenómeno «The Shining», su autor Jaime Vicente Echagüe incurre en el error de incluir a William Friedkin dentro de la denominada «Generación de la televisión» (Pág. 138) y, a renglón seguido, relacionarlo con la generación de los «Moteros tranquilos, toros salvajes». Igualmente, Echagüe omite que Kubrick (en contraste con lo escrito por Sánchez en el capítulo introductorio "Guía turística") figuró en la terna de directores que, a sugerencia de la Warner., hubiesen podido dirigir El exorcista (1973) antes que Friedkin hiciese suyo el proyecto. Si Kubrick hubiese aceptado la propuesta de rodar The Exorcist difícilmente hubiese repetido su participación en otra producción inscrita en el género de terror. Si se hubiese dado semejante escenario con Kubrick estampando su rúbrica en la seminal El exorcista King hubiese podido conciliar mejor el sueño al «servirse» de una amplia lista de yes man presta a «traducir» en imágenes el contenido de un voluminoso libro, en sintonía con la fórmula adoptada por Mick Garris para la miniserie de televisión comercializada en formato doméstico en 1997. La realidad, empero, hizo que se cruzara en su camino Stanley Kubrick, truncándose cualquier posibilidad de fidelidad a una novela que, en términos de calidad literaria, su «correligionaria» para la escritura del guión Diane Johnson tildaba de «mediocre» en unas declaraciones registradas a finales del siglo XX. Las mismas no hicieron más que (retro)alimentar la confrontación por parte de King, quien barruntó la posibilidad de escribir una continuación de The Shining durante muchos años —a petición de una legión de seguidores— y que no se certificaría hasta 2017 bajo el título Doctor sueño. Su preceptiva adaptación servida un par de años más tarde es objeto de análisis en el último capítulo de esta formidable monografía. “Resplandores” lleva la firma de Jesús Antonio López, autor de tres artículos más y que todo parece indicar sustituyó a su tocayo Palacios en la redacción de lo que equivaldría a la cuarta parte de los ensayos que jalonan El resplandor: el libro del 40 aniversario. En sintonía con la escena de los fantasmas que desapareció del montaje para la versión europea, la figura «espectral» de Jesús Palacios se cuela en la primera página de la presente monografía para desaparecer definitivamente. En esa misma página resalta con riqueza topográfica la «N» de Notorious. Con una «N» de notable cabría calificar El resplandor: el libro del 40 aniversario, cuya conclusión más certera es que el onceavo largometraje dirigido por Kubrick ha dejado de ser observada para una inmensa mayoría como un «error» en la selecta filmografía de su autor. El factor tiempo ha jugado definitivamente a su favor.• 
 
Christian Aguilera