IV EDICIÓN DEL BCN FILM FESTIVAL '020
No faltó a su cita anual, desde hace cuatro años, este Festival de Cine Internacional de Barcelona, con visos de perpetuarse en el atribulado mundo de los certámenes cinematográficos que envuelven la geografía nacional, con especial énfasis en el cine extraído de la literatura. Esta fue una apuesta basada en la incertidumbre de cuándo y cómo tendría lugar la presente edición. En un primer momento, antes de la irrefutable pandemia, su ubicación restaba en período primaveral, inmediatamente después de la adecuada fecha del 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro, por extensión. Sin embargo, las malas (pésimas) noticias hicieron reaccionar a la organización de que posponer el Festival dos meses después –calculando fases de escalada y desescalada, así
En estreno
 
ESPECIAL FRITZ LANG (PARTE II, 1944-1960)
Para la segunda y última entrega del dossier dedicado a Fritz Lang (1890-1976) publicamos un total de quince análisis de otros tantos largometrajes dirigidos por el cineasta de origen vienés comprendidos entre 1944 (La mujer del cuadro) y 1960 (Los crímenes del doctor Mabuse). Se trata, pues, del análisis del grueso de sus películas filmadas durante su etapa americana para cerrar el círculo con el díptico indio --El tigre de Esnapur (1958) y La tumba india (1960), y su última entrega a uno de los personajes más celebrados y reconocibles de su filmografía, el doctor Mabuse. Además de ello a finales del mes de noviembre publicaremos
ADIÓS A SIR SEAN CONNERY
Retirado de la escena cinematográfica desde hacía prácticamente un decenio, Sir Sean Connery (1930-2020) falleció el pasado 31 de octubre en Nasau, en Las Islas Bahamas donde pasaba largas temporadas. Cumplidos los noventa años en junio de este año, Connery se había
LIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'020
En el contexto social en el que vivimos celebrar un festival con lo que ello significa debería resultar, cuanto menos, una temeridad. Sin embargo, el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges se celebró sin aparentes problemas, más allá de las restricciones de horario y limitaciones de aforo. Las consideraciones al respecto son varias y precisas, que convendría matizar en su justo punto, antes de pasar a analizar lo que fue y ha sido un acontecimiento de
ROMA (2018)
Colonia “La Roma”, Ciudad de Méjico, año 1971. Cleo es una ama de llaves que trabaja en la casa de una familia de clase media en Ciudad de Méjico, compuesta por el matrimonio, los cuatro hijos, la abuela y el perro. El día a día va uniendo a la familia con Cleo, cuando el padre de familia se va, Aparentemente a Canadá a un congreso médico, y cuando Cleo queda embarazada
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS IV - VI: 1977-1983)
En 1971 George Lucas recibió veinte mil dólares por dos años de trabajo en la cinta distópica THX1179 que escribió y dirigido. Siete años más tarde, el cineasta californiano se convirtió en uno de los Golden boy
EL CINE DE FRITZ LANG (ESPECIAL FRITZ LANG)

Editorial: T&B Editores. 
Autor: Michael Töterberg.
Fecha de publicación: septiembre de 2013.
184 pp. 17,0 x 24,0 cm. Incluye índice onomástico
y por películas. 108 fotografías en blanco y negro.
Fritz Lang. Indiscutiblemente uno de los grandes cineastas de todos los tiempos. Autor meticuloso, exuberante, brillante, al que se le deben algunas de las películas más míticas de la Historia del Cine —Metrópolis (1927), por ejemplo—, Lang fue uno de los puntales de la cinematografía alemana en el periodo de entreguerras, aún una de las épocas más fértiles y rutilantes en lo que se refiere a la creación cinematográfica; exploró y perfeccionó con suma personalidad la sintaxis del cine mudo —El Doctor Mabuse (1922), el díptico de Los Nibelungos (1923-24), Spione (1928)—; logró adaptarse con inigualado genio al cambio de tornas que supuso el advenimiento del cine sonoro —M, el vampiro de Düsseldorff (1931), El testamento del Doctor Mabuse (1932)—; y, alejado de Alemania por razones políticas, se abrió camino como un cineasta tout-court en la industria norteamericana, donde, allende la magnificiencia de algunas aportaciones a la temática antinazi —El hombre atrapado (1941), Los verdugos también mueren (1943), El ministerio del miedo (1944), Cloak anf Dagger (1946)— y a géneros como el western —La venganza de Frank James (1940), Espíritu de conquista (1941) o Encubridora (1952)— o el cine de aventuras —Los contrabandistas de Moonfleet (1955)—, dejó una indeleble huella en el cine negro, del que probablemente fue su más deslumbrante creador, como así lo atesoran obras tan imperecederas como Perversidad (1945), Los sobornados (1953), Deseos humanos (1954) o Más allá de la duda (1956).
   Mucho se ha escrito y publicado sobre Lang en nuestro país; pero en el Cine como en todas las Artes nunca se termina de hacer justicia a los grandes maestros, por lo que no deja de resultar un motivo de celebración la publicación de una nueva obra sobre el cineasta vienés, en este caso un volumen editado originalmente en Alemania en 1985 por el ensayista y experto historiógrafo del cine alemán Michael Töteberg (Hamburgo, 1951), quien nos presenta un trabajo muy robusto y en el que se aprecia, amén de por supuesto la pasión del autor por Lang, su condición de editor y supervisor de contenidos en el mundo literario, pues Töteberg firma una de esas autorías que parecen invisibles precisamente por su cualidad virtuosa, por la destreza selectiva y capacidad de síntesis en la compilación y exposición de muchos y valiosos datos, algo que hace tan idónea la lectura de este libro para aquél avezado en el cine del autor de La mujer del cuadro (1944) como para quien quiera apenas introducirse en su figura y apasionante universo creativo.
   El libro desgrana a través de once epígrafes el devenir biofilmográfico de Lang, contenido del que se pueden llamar a consideración dos cuestiones. La primera, que, más allá de su condición formularia, el título español del monográfico resulta algo engañoso —no así el original, simplemente «Fritz Lang»—, pues éste no es un texto centrado de forma prioritaria, como así vendría a presuponer ese título, en consideraciones sobre lo fílmico, antes bien un recorrido biográfico y que balancea el análisis de ese corpus artístico con el contexto cultural y social. ¿Quiere eso decir que el libro no interesa a aquél que busca lo profusamente analítico? Creo que no, bien al contrario, pues la información suministrada invita a pensar la obra de Lang desde el sentido crítico (y apasionamiento) de cada uno, algo siempre más recomendable que el adoctrinamiento que anida en apreciaciones que suelen tener mucho de subjetivo. La segunda cuestión de relevancia tiene que ver con la selección de contenidos y estructura: llama poderosamente la atención que sólo tres de esos once epígrafes en los que se estructura el texto se ocupen de la etapa americana de Lang, con el añadido de que uno de esos tres epígrafes versa específicamente sobre la colonia alemana en Hollywood y las relaciones entre Lang y Bertolt Brecht y su enfrentamiento creativo (que no personal, pues fueron grandes amigos) en el proceso de escritura y realización de Los verdugos también mueren. Semejante y poco equitativo balance analítico, por otra parte totalmente lógico procediendo de un autor del bagaje de Töteberg —que, como se ha dicho, está especializado en la Historia del Cine Alemán—, no significa que el libro pueda resultar más interesante para aquéllos que prefieren la etapa alemana de Lang que su —para quien esto suscribe no menos excelso— corpus filmográfico bajo pabellón estadounidense, sino que, por mucho que Lang filmara veintidós películas, más de la mitad de su filmografía en los Estados Unidos, su lugar de procedencia, formación y eclosión artística resulta crucial para alcanzar lo omnicomprensivo de su personalidad y estilo. En ese sentido resultan harto valiosos los muchos y esmerados apuntes sobre los primeros pasos del director vienés en el mundo del cine, su relación con Joe May y Erich Pommer, su poco menos que simbiosis creativa con Thea Von Harbou, el análisis de sus años de mayor efervescencia en la Universum Film AG (más conocida como UFA) o, por supuesto, el célebre episodio del encuentro de Lang con Goebbles que precipitó su huida de Alemania.
   Obra de prosa limpia, impecable, tan concisa como rebosante de invitaciones a la reflexión, el indudable interés divulgativo de El cine de Fritz Lang se enriquece merced de las constantes y muy pertinentes referencias a la repercusión concreta y contextualizada de cada obra del realizador e incluso a sus testimonios sobre diversos aspectos sobre la creación (por poner un ejemplo harto jugoso, en el pasaje dedicado a Spione Töteberg cita una apabullante disertación-definición de Lang de lo que es o tiene que ser lo que damos en llamar el ritmo narrativo). Volumen en realidad ligero, a las apenas 150 páginas firmadas por Töteberg con prolijo acompañamiento fotográfico se les debe añadir otras treinta que contienen una filmografía y una breve compilación de citas sobre el director firmadas por otros cineastas, como Luis Buñuel, Claude Chabrol, Jacques Rivette, René Clair, Wim Wenders o François Truffaut. Me apropio de las palabras de este último para cerrar esta reseña: «¿El estilo de Fritz Lang? Una sola palabra basta para describirlo: despiadado. Cada plano, cada movimiento de cámara, cada fotograma, cada movimiento de los actores, cada gesto está decidido y es inimitable».•
 Sergi Grau