39 EDICIÓN BIFFF (BELGIUM INTERNATIONAL FANTASTIC FILM FESTIVAL) '21
A la hora de hablar sobre festivales de Cine Fantástico alrededor del mundo, convendría tener en valor a uno de los más longevos en este determinado sector: el BIFFF. El Belgium Fantasy Film Festival, que cumple este año su 39 edición, marcado, ¿cómo no?, por la maldita pandemia que ha azotado a medio mundo y al otro, también. Un valor incalculable ya resulta hacer una edición, sea en el formato que sea, cuando lo más fácil sería abandonar una organización con las restricciones impuestas por los diferentes gobiernos de cada país. Por causas ya
En estreno
 
ESPECIAL «PETER WEIR REVISITADO» (1974-2010)
Cumplida una docena de años desde que Peter Lindsay Weir (n. 1944) dirigió su última película hasta la fecha, Camino a la libertad (2010), la publicación por parte del sello Cultbooks del libro que presumiblemente sea el más completo editado en español sobre el cineasta australiano sirve al propósito de publicar en cinearchivo.net un dossier «Weir revisitado». Además del análisis de
ADIÓS A UN ICONO DEL CINE FRANCÉS, JEAN-PAUL BELMONDO
Las presencias en público de Jean-Paul Belmondo en los últimos años escaseaban debido a los problemas de salud que padecía. El pasado 7 de septiembre conocíamos la noticia de la muerte de Belmondo, a quien la República Francesa, con Emmanuel Macron a la cabeza en calidad de Presidente de la nación, tributó honores de estado al que había sido uno de sus intérpretes de mayor reconocimiento internacional. Con una larga
LIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'020
En el contexto social en el que vivimos celebrar un festival con lo que ello significa debería resultar, cuanto menos, una temeridad. Sin embargo, el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges se celebró sin aparentes problemas, más allá de las restricciones de horario y limitaciones de aforo. Las consideraciones al respecto son varias y precisas, que convendría matizar en su justo punto, antes de pasar a analizar lo que fue y ha sido un acontecimiento de
FELLINI DE LOS ESPÍRITUS (2020)
Documental que explora en aspectos poco conocidos o que apenas han trascendido de la personalidad de Federico Fellini, cineasta nacido en Rimini en 1920 y fallecido en 1993. Imágenes de la celebración del funeral de estado de Fellini sirve de punto de partida a esta pieza cinematográfica que se suma a la conmemoración del centenario del natalicio de uno de los cineastas más influyentes de su época.
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS I - III: 1999-2005) (ESPECIAL GEORGE LUCAS)
En la convención de Star Wars celebrada en 1987, coincidiendo con el décimo aniversario del estreno de la pieza fundacional, a requerimiento de algunos fans asistentes al evento George Lucas se mostró impreciso en relación a la posibilidad de dar forma a las dos nuevas trilogías que había imaginado tras el impresionante éxito cosechado con la primera. Presumiblemente, en su fuero interno abrigaba la opción de materializarlas siempre que los avances tecnológicos lo permitieran. Ya superado el ecuador de la década de los ochenta no parecía, pues, que semejante escenario estuviera a punto de darse. Así pues, a la espera de acontecimientos relevantes en el ámbito de la
GEORGE LUCAS

•Editorial: Cátedra.
Colección: Signo e Imagen / Cineastas nº 124.
Autor: José Abad.
Fecha de publicación: febrero de 2021.
333 pp. 11,0 x 18,0 cm. Tapa blanda.
Incluye filmografía completa y Bibliografía.

En apenas un margen de cuatro años han aparecido en nuestro país tres libros sobre la figura de George Lucas (n. 1944). Dos de éstos pertenecen al territorio ensayístico, sin menoscabo a ofrecer al espectador una serie de datos biográficos que enriquezcan al conjunto a nivel de documentación. El tercero de los volúmenes, obra de Brian Jay Jones (George Lucas: una vida), constituye, a día de hoy, el más completo acercamiento biográfico a una personalidad «endiosada» por los fans acérrimos de la saga galáctica por antonomasia con permiso de Star Trek. De sus fuentes se sirve José Abad para su monografía publicada por Cátedra a la hora de articular un texto que analiza de forma pormenorizada cada una de las contribuciones de George Lucas en calidad de director y asimismo de productor, dejando patente que en determinados títulos —en especial More American Graffiti (1979), secuela de su exitosa American Graffiti (1973), o Willow (1988), entre otros— su influencia se dejaba sentir más allá de lo habitual.
     En no pocas ocasiones a lo largo del texto José Abad abraza un requiebro literario —su otra faceta en el campo de la escritura— cuando emplea la primera persona al referirse al descubrimiento que supuso para los de la generación del baby-boom un film que marcó un auténtico punto de inflexión de la industria cinematográfica, La guerra de las galaxias (1977), primera entrega de un serie que si hubiese sufrido un traspiés en taquilla difícilmente hubiese propiciado la opción de completar ni tan siquiera una trilogía. A nivel personal, el verdadero contratiempo que George Lucas sufrió fue un accidente automovilístico acaecido en junio de 1962, del que afortunadamente se recuperó, pero no por ello rehuyó a mostrar su pasión por los vehículos en American Graffiti, retrato social de una época —la América rural de los años 60— concebida con un montaje inicial de tres horas de duración. Lucas pronto entendió que debía plegarse a las reglas de los grandes estudios salvo que algún día lograra gozar del control necesario para no depender de los mismos. De ahí que, a renglón seguido de la puesta de largo de su segundo largometraje, Lucas dedicara años en levantar un proyecto que requirió de la participación de especialistas en distintas áreas casi en un régimen cooperativo y, en sus fases iniciales, situada en los márgenes del Sistema. Pero, a medida que el proyecto iba creciendo en todos los aspectos, George Lucas entendió la necesidad de llegar a un acuerdo con un gran estudio para la distribución de Star Wars, siendo Alan Ladd Jr. su principal avalador en el seno de la Twentieth Century-Fox.       
   De los avatares de la producción de la seminal La guerra de las galaxias se ocupa Abad con una enmienda a la hora de mostrarse exhaustivo desde el plano de la aportación de datos, fechas, presupuestos, cambios de guión y de colaboradores, etc. Éste deviene el mismo patrón que utiliza para el resto de capítulos de su monografía, a menudo buscando la «complicidad» para con el lector a través de expresiones coloquiales, dichos populares o tirando de refranero («no se andan con chiquitas», «tiene la sartén por el mango», «le puso de patitas en la calle», «toda la carne en el asador», etc.) que contrastan con un lenguaje culto que se distingue en aquellos pasajes del libro en que la capacidad analítica de su autor prevalece valiéndose inclusive de la aportación de reflexiones filosóficas extraídas de las lecturas de textos como La infancia recuperada (2014, Ed. Taurus) de Fernando Savater.
   Presumiblemente, para buena parte de los «estudiosos» de la serie Star Wars la presente monografía funcione a modo de refrescar conceptos, ideas o cifras, pero incluso si fuese así resulta interesante algunos de los datos que se deslizan en el texto poco difundidos y/o conocidos, entre los cuales destaco la influencia de un título como El oro de McKenna (1969) en el que Lucas participó como «becario» de la Paramount —algunas de sus resoluciones visuales influyeron en la otra existosa saga bajo la égida de Lucasfilm, las aventuras de Indiana Jones con un total de cuatro entregas hasta la fecha— o el hecho de desentrañar sobre qué moldes cinematográficos se construyeron determinados personajes aparecidos en las dos franquicias «custodiadas» por el cineasta californiano, quedando en suspenso una tercera en razón del estrepitoso fracaso de Howard, un nuevo héroe (1986), concebida en un periodo dominado por el infantilismo que presidían las historias servidas en la gran pantalla. En este sentido, la «onda expansiva» de aquella década de los ochenta aún se deja sentir bien entrado el siglo XXI, en que hace unos años se llegó a completar lo que, en principio, parecía una auténtica quimera: nueve largometrajes subdivididos en tres trilogías. Tan solo Mark Hammill —quien había participado en el cásting de American Graffiti— y el compositor John Williams —su extraordinaria aportación queda apenas atendida en el presente volumen, muestra inequívoca que la música de cine sigue siendo una asignatura pendiente para infinidad de críticos de nuestro país— han figurado en cada una de las entregas nacidas a partir de una pieza manufacturada «contranatura» en los estudios Elstree con George Lucas concernido a crear un imperio que sirviera, entre otras cuestiones, para resarcirse del sentimiento de desasosiego que sintió cuando su progenitor le recriminó su toma de decisión de abandonar el negocio familiar. La dialéctica del conflicto paternofilial, pues, subyace en no pocas producciones arbitradas por Lucas —pero también en las de Steven Spielberg— como bien señala José Abad en su monografía de interés como texto complementario a otras lecturas que versan sobre el «universo galático» de Star Wars y del que no parece tener fin a tenor de la puesta en marcha de precuelas, reboots, spin-offs o refritos de toda clase. Operativos guiados por el afán de la Disney por rentabilizar una adquisición multimillonaria, en la que no será ajena la partida destinada al material de mercandishing, siguiendo una estrategia similar a la que había adoptado el propio Lucas a renglón seguido de las cifras de ventas registradas con el estreno de La guerra de las galaxias (1977) y refrendadas con El imperio contraataca (1980).       
 
Christian Aguilera