I FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINEMA DE BARCELONA
Hace más de medio siglo se constituyó en Barcelona la primera Semana de Cine en color, por tal de dar a conocer al gran público y a la prensa especializada obras rodadas en aquella inhabitual emulsión. De esa Semana apenas quedó nada en el camino, tan solo versiones distintas que iban y venían con desigual fortuna. La última de esas versiones se celebró a principios de los noventa, con José Luis Guarner como director del evento.
En estreno
 
ESPECIAL ROBERT ALDRICH (PARTE I, 1954-1964)
El próximo año se conmemora el centenario del nacimiento de Robert Aldrich (1918-1983) y por ello en cinearchivo queremos avanzarnos a esta efemérides con tal de rendir tributo a uno de los directores más importantes de su generación. Así pues, casi una docena de películas son objeto de de análisis en esta primera entrega del dossier Aldrich, entre las cuales figuran títulos bien conocidos por el aficionado como Veracruz (1954), Apache (1954)
FALLECE A LOS 77 AÑOS GEORGE A. ROMERO
Retirado de la práctica cinematográfica desde finales de la pasada década, George A. Romero se despidió del mundo de los vivientes el 16 de julio, a los 77 años de edad. Muy lejos en el tiempo queda su mayor logro, a efectos historiográficos, de su fecunda carrera cinematográfica, esto es, La noche de los muertos vivientes (1968). Cinta seminal que inauguraría todo un subgénero del terror del que el propio Romero fue su principal
49 EDICIÓN FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '016
Puesta la mirada en el cumplimiento del cincuentenario en el próximo Festival de Cine Fantástico de Sitges –con sus distintas denominaciones a lo largo del tiempo-, el equipo que representa al certamen internacional ha querido homenajear en esta edición acabada la
THE BEATLES: EIGHT DAYS A WEEK. THE TOURING YEARS (2016)
Los Beatles arrasaron en Europa en 1963 y conquistó América en 1964. Sus novedosas giras por todo el planeta cambiaron la cultura juvenil mundial para siempre y podría decirse que inventaron el entretenimiento de masas tal y como lo conocemos en la actualidad. Al mismo tiempo, el grupo componía y grababa una serie de singles y álbumes que cosecharon un éxito estratosférico. Sin embargo, la constante presión de una fama que no tenía precedentes se volvió incontrolable en 1966, lo que provocó que tomaran la decisión de dejar de actuar en directo. Durante los siguientes años, The Beatles pudieron concentrar sus esfuerzos en diferentes discos que cambiarían la fisonomía de la música grabada
LA BANDA SONORA DEL MES: «THE BGF» (2016)
Si tomamos un intervalo temporal relativamente breve —de unos cuantos meses— podemos valorar la función de la música en el cine de Steven Spielberg contando con compositores distintos, un ejercicio que rara vez podríamos llevar a cabo al referirnos a la obra del cineasta
EL LIBRO DEL MES: «BERNARD HERRMANN: CUMBRES BORRASCOSAS»
Cuidada y necesaria aportación de la editorial Calamar ed., nuevamente, a la cinematografía mundial con esta obra de referencia a partir de ahora sobre la figura y personalidad de Guillermo Del Toro. Inevitablemente el libro comprende su carrera desde unos inicios ya de por sí
FALLECE A LOS 77 AÑOS GEORGE A. ROMERO


Retirado de la práctica cinematográfica desde finales de la pasada década, George A. Romero (1940-2017) se despidió del mundo de los vivientes el 16 de julio, a los 77 años de edad. Muy lejos en el tiempo queda su mayor logro, a efectos historiográficos, de su fecunda carrera cinematográfica, esto es, La noche de los muertos vivientes (1968). Cinta seminal que inauguraría todo un subgénero del terror del que el propio Romero fue su principal "devoto". Director próximo a los dos metros de altura, Romero prácticamente ligó su suerte cinematográfica al género de terror.
En cinearchivo queremos rendir tributo al cineasta neoyorquino con la publicación en el mes de agosto de un artículo sobre la notable Atracción diabólica (1988) dentro del apartado «Films de culto del siglo XX». 

Muchos críticos especializados fijan el año «0» de una nueva era del cine de terror fantástico a partir del estreno de La noche de los muertos vivientes. Sencillamente, por este hito su principal artífice George A. Romero pasaría a engrosar la lista de celebridades del fantástico contemporáneo. Rodada en apenas un par de semanas, en blanco y negro, con un cuadro interpretativo desconocido y una tonalidad amateur propia de un realizador de veintiocho años, La noche de los muertos vivientes fue adquiriendo una inusitada atracción en las sesiones golfas de los cines del interior de los Estados Unidos. Su exhibición en Europa acabó por determinar su condición de cult movie. La idea de dirigir una cinta sobre unos zombies que perturban la estancia de unos humanos en un cementerio, se tradujo en un fenómeno que asombró al propio Romero. El hecho indudable es que el film habría nuevas posibilidades para el terror, destacándose como obras herederas directas de La noche de los muertos vivientes la sobrecogedora La matanza de Texas (1974), Las colinas tienen ojos (1977) y La noche de Halloween (1978). No era demasiado aventurado pensar que el éxito del film de Romero, que en poco menos de una década parecía haber creado escuela, gozaría de varias continuaciones. Zombi y El día de los muertos completaron una trilogía integramente dirigida por Romero a modo de secuencia temporal (La noche, El amanecer, El día), cuyo carácter cíclico anunciaba el final de una serie consagrada a los muertos vivientes. A diferencia de otros directores, Romero había dado muestras de gratitud por una fauna humana que le aupó a lugares de honor dentro del género. Durante los años setenta, Romero había intentado repetir la operación, pero con el mito del vampirismo como telón de fondo, en Martin. Los resultados fueron absolutamente desalentadores, al igual que sucedió con Los caballeros de la moto, intento baldío por trazar paralelismos entre la leyenda arturiana y los valores por los que se rigen una comunidad de jóvenes motorizados. No obstante, Los caballeros de la moto había significado el primer encuentro cinematográfico entre Romero y su amigo el escritor Stephen King --en uno de sus habituales cameos--. Ambos volverían a coincidir en los platós durante la confección de Creepshow --un film concebido en cinco sketches, formato al que volvería a recurrir al adaptar a Edgar Allan Poe en Los ojos del diablo-- y La mitad oscura. Los diez años que separan la confección de sendas adaptaciones cinematográficas de obras de King, permitió a George A. Romero elaborar Atracción diabólica, su mejor film hasta la fecha. El exceso de pretensiones que habían acusado algunos de sus trabajos cinematográficos --a modo de ejemplo, el sentido metafórico del que se impregnan las apocalípticas El día de los muertos y The Crazies-- se contrarrestaba con la sencillez expositiva de Atracción diabólica, recurriendo a la propia esencia del género para crear un clima perturbador y asfixiante a partir de una historia casi anecdótica. De esta forma, Romero parecía haber asimilado las enseñanzas de su ya lejano La noche de los hombres vivientes.•