39 EDICIÓN BIFFF (BELGIUM INTERNATIONAL FANTASTIC FILM FESTIVAL) '21
A la hora de hablar sobre festivales de Cine Fantástico alrededor del mundo, convendría tener en valor a uno de los más longevos en este determinado sector: el BIFFF. El Belgium Fantasy Film Festival, que cumple este año su 39 edición, marcado, ¿cómo no?, por la maldita pandemia que ha azotado a medio mundo y al otro, también. Un valor incalculable ya resulta hacer una edición, sea en el formato que sea, cuando lo más fácil sería abandonar una organización con las restricciones impuestas por los diferentes gobiernos de cada país. Por causas ya
En estreno
 
ESPECIAL «PETER WEIR REVISITADO» (1974-2010)
Cumplida una docena de años desde que Peter Lindsay Weir (n. 1944) dirigió su última película hasta la fecha, Camino a la libertad (2010), la publicación por parte del sello Cultbooks del libro que presumiblemente sea el más completo editado en español sobre el cineasta australiano sirve al propósito de publicar en cinearchivo.net un dossier «Weir revisitado». Además del análisis de
ADIÓS A UN ICONO DEL CINE FRANCÉS, JEAN-PAUL BELMONDO
Las presencias en público de Jean-Paul Belmondo en los últimos años escaseaban debido a los problemas de salud que padecía. El pasado 7 de septiembre conocíamos la noticia de la muerte de Belmondo, a quien la República Francesa, con Emmanuel Macron a la cabeza en calidad de Presidente de la nación, tributó honores de estado al que había sido uno de sus intérpretes de mayor reconocimiento internacional. Con una larga
LIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'020
En el contexto social en el que vivimos celebrar un festival con lo que ello significa debería resultar, cuanto menos, una temeridad. Sin embargo, el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges se celebró sin aparentes problemas, más allá de las restricciones de horario y limitaciones de aforo. Las consideraciones al respecto son varias y precisas, que convendría matizar en su justo punto, antes de pasar a analizar lo que fue y ha sido un acontecimiento de
FELLINI DE LOS ESPÍRITUS (2020)
Documental que explora en aspectos poco conocidos o que apenas han trascendido de la personalidad de Federico Fellini, cineasta nacido en Rimini en 1920 y fallecido en 1993. Imágenes de la celebración del funeral de estado de Fellini sirve de punto de partida a esta pieza cinematográfica que se suma a la conmemoración del centenario del natalicio de uno de los cineastas más influyentes de su época.
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS I - III: 1999-2005) (ESPECIAL GEORGE LUCAS)
En la convención de Star Wars celebrada en 1987, coincidiendo con el décimo aniversario del estreno de la pieza fundacional, a requerimiento de algunos fans asistentes al evento George Lucas se mostró impreciso en relación a la posibilidad de dar forma a las dos nuevas trilogías que había imaginado tras el impresionante éxito cosechado con la primera. Presumiblemente, en su fuero interno abrigaba la opción de materializarlas siempre que los avances tecnológicos lo permitieran. Ya superado el ecuador de la década de los ochenta no parecía, pues, que semejante escenario estuviera a punto de darse. Así pues, a la espera de acontecimientos relevantes en el ámbito de la
ADIÓS A UN ICONO DEL CINE FRANCÉS, JEAN-PAUL BELMONDO

 


Las presencias en público de Jean-Paul Belmondo (1933-2021) en los últimos años escaseaban debido a los problemas de salud que padecía. El pasado 7 de septiembre conocíamos la noticia de la muerte de Belmondo, a quien la República Francesa, con Emmanuel Macron a la cabeza en calidad de Presidente de la nación, tributó honores de estado al que había sido uno de sus intérpretes de mayor reconocimiento internacional. Con una larga trayectoria profesional iniciada a finales de los años cincuenta, Belmondo compaginó el cine de autor con propuestas de claro sesgo comercial, componiendo algunos de los personajes que gozaron de mayor popularidad entre los aficionados galos y por ende de medio mundo. En cinearchivo.net rendimos homenaje a Jean-Paul Belmondo con la publicación de un artículo sobre El hombre de Río (1964) dentro del apartado «Films de culto del siglo XX y XXI». Descanse en paz, Monsieur Belmondo.     
Pocos actores franceses pueden presumir del carisma de Jean-Paul Belmondo, equiparable inclusive al del que había acreditado Jean Gabin —su compañero de reparto en Asalto al banco de Montreal— en la década de los cuarenta y cincuenta. Pero esta extraordinaria sintonía que ha mantenido Belmondo con el público a lo largo de los años se debe, en buena parte, a su adscripción a aquellos (sub)géneros más populares de los años sesenta y setenta —las aventuras, el polar o policíaco francés y la comedia doméstica—, tras un periodo de una cierta desorientación motivada por la controversia que aún seguían provocando las producciones que rodó para los prohombres de la nouvelle vague (Al final de la escapada, A double tour) y que se prolongaría hasta Pierrot el loco, y su breve tránsito por el cine italiano (La ciaccia, La novice, Dos mujeres).
    Mientras en Gran Bretaña la popularidad de las historias cinematográficas vino servida por la creación de un estereotipo de héroe reciclado en agente especial —James Bond a la cabeza—, en contraposición con el realismo social que aportaban las propuestas del free cinema —movimiento rupturista paralelo al de la nouvelle vague—, el cine galo hacía lo propio con argumentos banales sustentados en la pura acción y en la recreación de escenarios exóticos como fondo para una serie de personajes arquetípicos del género de aventuras. Si bien no existió en la cinematografía gala un émulo de James Bond avant le lêtre, Jean-Paul Belmondo sería quien más se acercaría a esta imagen de seductor, intrépido, cautivador y jovial personaje que atendía a las facciones del escocés Sean Connery, en una nutrida relación de producciones de corte comercial acompañado de las preceptivas bellezas de la época —Jacqueline Bisset (El magnífico), Claudia Cardinale (Cartouche), la chica-Bond Ursula Andress (Tribulaciones de un chino en China), Françoise Dorléac (La caza del hombre), etc—. No por casualidad, Jean-Paul Belmondo participaría en una parodia inglesa del propio agente 007, Casino Royale, un par de años antes que su crédito como actor dramático ganara enteros con su recreación de Louis Durand, álias Mahé, propietario de unas plantaciones de algodón en Jamaica, en La sirena del Mississippi. Se trata de la segunda de las adaptaciones a la gran pantalla de la obra de Cornel Wolrich, en arte William Irish, llevada a cabo por el director François Truffaut y que propiciaría el retorno de Belmondo –por partida doble, ya que esa misma temporada rodaría Borsalino-- al cine negro francés en su vertiente más fatalista después de su asociación, a principios de esa misma década, con Jean-Pierre Melville (El confidente y El guardaespaldas, cuyo rol de ex boxeador de pesos medios encajaba a la perfección con su poderoso físico y su sempiterna nariz achatada). Al prestigioso nombre de William Irish —autor del relato que dio lugar a La ventana indiscreta (1954)— cabría añadir los de Charles Williams (El estafador), José Giovanni, asimismo en funciones de director (El clan de los marselleses), James Hadley Chase (Una radiante mañana estival) y David Goodis (El furor de la codicia), como responsables de los sustratos argumentales de los polars más representativos en los que participó Jean-Paul Belmondo. Historias que, por otra parte, requerían del rodaje de escenas de acción para dar credibilidad a las mismas, y en las que el actor francés prescindiría de usar «dobles». En referencia a esta voluntad por asumir todo tipo de secuencias de riesgo, Belmondo sería el actor idóneo para encabezar el reparto de L’alpagueur —-una producción con ciertas analogías argumentales con su coetánea Profesión: el especialista (1978)— y, al mismo tiempo, propiciaría un accidente durante las escenas de acción de Rufianes y tramposos. Aunque fue una situación nada comparable con la hemiplejia sufrida a principios del año 2000, una vez que su carácter de «estrella» gala seguía brillando tras el estreno de Uno de dos, thriller a mayor gloria de la que había sido pareja protagonista (Belmondo-Delon) de Borsalino, un título concebido en el equinocio de una trayectoria profesional fundamentada en una notable recepción comercial y unos altos niveles de popularidad. Unos parámetros que pocos podrían aventurar al haber visto sus primeros largometrajes de carácter experimental y contracorriente auspiciados por Jean-Luc Godard o Claude Chabrol, paladines de la nueva ola del cine francés.•
  

 

 


⇒ Ir a FICHA PERSONAL de JEAN-PAUL BELMONDO