IV EDICIÓN DEL BCN FILM FESTIVAL '020
No faltó a su cita anual, desde hace cuatro años, este Festival de Cine Internacional de Barcelona, con visos de perpetuarse en el atribulado mundo de los certámenes cinematográficos que envuelven la geografía nacional, con especial énfasis en el cine extraído de la literatura. Esta fue una apuesta basada en la incertidumbre de cuándo y cómo tendría lugar la presente edición. En un primer momento, antes de la irrefutable pandemia, su ubicación restaba en período primaveral, inmediatamente después de la adecuada fecha del 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro, por extensión. Sin embargo, las malas (pésimas) noticias hicieron reaccionar a la organización de que posponer el Festival dos meses después –calculando fases de escalada y desescalada, así
En estreno
 
ESPECIAL «EL RESPLANDOR» (40 ANIVERSARIO)
Abundando en la importancia que sigue cobrando el cine de Stanley Kubrick en infinidad de cineastas, algunos de los cuales nacidos en el presente siglo, en cinearchivo.net dedicamos un dossier a El resplandor (1980) en el cumplimiento del 40 aniversario de su fecha de estreno. En ese periodo el onceavo largometraje realizado por Kubrick despertó bastantes críticas incluso en los que se consideraban seguidores y/o admiradores de su cine. El paso del tiempo ha propiciado una oleada revisionista al punto que hoy en día admite poca discusión que estamos ante un clásico del género de terror contemporáneo. En cinearchivo.net publicamos un total de siete artículos que abordan otras tantas perspectivas sobre el contenido y el «continente» de The Shining, sumándose de esta forma a la larga lista de artículos que se pueden consultar en la web relativo al cine de Stanley Kubrick.
FALLECE EL DIRECTOR BRITÁNICO SIR ALAN PARKER
El pasado 31 de julio conocíamos la triste noticia del deceso de Sir Alan Parker, a los setenta y seis años de edad, en la ciudad de Londres. Aquejado desde hace años de problemas de salud, Parker se había retirado de la práctica cinematográfico a comienzos del presente siglo después de treinta años en el medio. Desde entonces ejerció labores de activismo social y humanitario a través de distintas entidades (entre ellas, la UNICEF), presidió en British Council y la Academia de Cine Europeo,
52 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES'019
Lo primero que nos viene a la retira ante el estreno de un Festival de Cine con mayúsculas como el de Sitges es su presentación a la sociedad en forma de póster y reflejo a la vez de aquello que será homenajeado a simple vista. Normalmente, identifica a un título dentro de una efeméride elegida casi al azar. Este año era el turno de Mad Max, salvajes de autopista (1979).
ROMA (2018)
Colonia “La Roma”, Ciudad de Méjico, año 1971. Cleo es una ama de llaves que trabaja en la casa de una familia de clase media en Ciudad de Méjico, compuesta por el matrimonio, los cuatro hijos, la abuela y el perro. El día a día va uniendo a la familia con Cleo, cuando el padre de familia se va, Aparentemente a Canadá a un congreso médico, y cuando Cleo queda embarazada
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS IV - VI: 1977-1983)
En 1971 George Lucas recibió veinte mil dólares por dos años de trabajo en la cinta distópica THX1179 que escribió y dirigido. Siete años más tarde, el cineasta californiano se convirtió en uno de los Golden boy
CLÁSICOS DE NUESTRO TIEMPO (TOMA 148): «TRENES RIGUROSAMENTE VIGILADOS» (1966)

                           

   

                      
                                                                    

El que fuera uno de los estandartes de la denominada «Nueva Ola Checa», Jiří Menzel (1933-2020) falleció el pasado 5 de septiembre en su ciudad natal, Praga, a los ochenta y seis años de edad tras haber padecido una larga enfermedad. En cinearchivo.net rendimo tributo a Menzel con la publicación de un artículo sobre Trenes rigurosamente vigilados (1966), su opera prima que le reportó un Oscar® a la Mejor Película de Habla No Inglesa, el segundo que obtuvo la cinematografía de la extinta Checoeslovaquia en sus años de historia. A diferencia de otros cineastas coetáneos como Ivan Passer (asimismo recientemente fallecido) y Miloš Forman, Jiří Menzel, una vez cumplido el sueño de convertirse en director de largometrajes, prosiguió su actividad profersional en su país natal, alternando la escritura de guiones con la interpretación y la realización.              
  
Por Christian Aguilera 

Hace poco más de tres años la Filmoteca Española programó una retrospectiva dedicada a Jiří Menzel coincidiendo con la celebración del 50 aniversario del estreno de Trenes rigurosamente vigilados (1966). En nuestro país el estreno de su opera prima se postergó hasta la primavera de 1971 cuando Menzel ya había acreditado un bagaje considerable cosechado a lo largo de una década que en su ecuador registró el rodaje del film colectivo Las perlas del fondo del mar (1965), en la que colaboraron futuros cineastas profesionales como Vera Chitlová, Jan Nemec o Eval Schorm, entre otros. A propósito de esta pieza auspiciada por la FAMU, la escuela de cine por antonomasia de Praga, Menzel manifestó en el curso de una interesante entrevista concedida a la revista digital Magnolia: «El capítulo dirigido por cada uno era diferente, no había uniformidad ni directrices grupales. Pero claro, pese a nuestras diferencias, a todos nos educó el Realismo Socialista. Aunque no todo era por el Realismo Socialista, la cultura en la que habíamos crecido era diferente de la de otros países, también diferente de la que tenían los polacos pese a las similitudes. La ventaja que teníamos como grupo y que hoy en día ya no existe era que todos teníamos la misma fuente de información y la misma experiencia con el comunismo. Hoy en día cada cineasta busca sus propias fuentes y tiene una experiencia diferente» (1).
    Los años de formación académica derivaron en el caso de Jiří Menzel a dirigir su primer largometraje antes de cumplir su treinta aniversario, el que aún sigue siendo considerado el film que más se relaciona con su nombre y apellido, Trenes rigurosamente vigilados, adaptación de la novela homónima de Bohumil Hrabal (1914-1997), convertido con el devenir de los años en una obra literaria de referencia de la cultura de la extinta Checoeslovaquia y traducida a diversos idiomas, incluido el español en 1996. En relación a su compatriota Hrabal, de quien llevó a la gran pantalla un par de novelas suyas más —Alondras en el alambre (1968) y Yo serví al Rey de Inglaterra (2017)—, Menzel expresó que «Siempre admiré su capacidad de observar a la gente y mostrarlos como son en la realidad, con una perspectiva verdaderamente desinhibida, sin dejar de amarlos. Después de todo, no era un misántropo. Puedo contrastarlo con esta perspectiva con los más recientes escritores checos —y con él mundo literario en general— donde observo una fuerte tendencia misantrópica que no existe en el trabajo de Hrabal, en que el amor por las personas está realmente presente». Ese humanismo que impregna a sus personajes fue determinante para que Jiří Menzel conectara con la obra de Hrabal, siendo su segunda novela publicada Trenes rigurosamente vigilados la que «abrió la veda» en el terreno cinematográfico, capturando las esencias de la misma en lo que podríamos colegir una propuesta que logra ensamblar el retrato costumbrista con una mirada que permite mostrar determinados temas —en singular, el despertar sexual que compromete al principal protagonista de la función Miloš Hrma (el debutante Václav Neckár, quien años más tarde compaginó la actividad interpretativa con la de cantante), en línea con el tratamiento "revolucionario" que muestra un film precedente, Los amores de una rubia (1965)— sin los corsés de antaño propios de un régimen socialista. Algunas de las situaciones que se reproducen en el libro habían tenido acomodo en la propia realidad de Hrabal, entre cuyas ocupaciones laborales se encontraba la de ferroviario en los tiempos precisamente donde se concentra la trama de su aplaudida propuesta literaria, esto es, los postreros años de la Segunda Guerra Mundial. Publicada en 1964, Trenes rigurosamente vigilados sin lugar a dudas gozó de un impulso determinante en el número de ventas y por ende su traducción a otros idiomas, gracias al Oscar® que obtuvo el film homónimo en la categoría de Película de Habla No Inglesa, en competencia con films de la categoría de El amor brujo (1966) de Francesc Rovira-Beleta. Menzel recibió de manos de Danny Kaye em marzo de 1968 una estatuilla dorada que le hubiese servido de «salvoconducto» para trasladar su campo de operaciones en suelo estadounidense, avanzándose incluso a Miloš Forman a la hora de aclimatarse a nueva realidad cinematográfica que, a buen seguro, le hubiese procurado mayores medios materiales. Empero, Menzel seguiría comprometido con su país, alternando su quehacer tras las cámaras con la dirección escénica, la docencia en la FAMU y de manera intermitente la interpretación. En esta última faceta no resulta difícil imaginar que Václav Neckár se expresaba a través del propio Menzel en el curso de un rodaje nacido con un propósito mucho más modesto de lo que, al cabo, se tradujo en taquilla, compartiendo con ¡Al fuego, bomberos! / El baile de los bomberos (1967) de Forman —la primera producción checa rodada en color—, el haber sido uno de los films más taquilleros del país antes de la denominada «Primavera de Praga», en 1968. De algún modo, ese espíritu rompedor, ese aliento transgresor se puede observar en los pliegues de una producción que presenta no pocas analogías con las comedias Ealing —en cuanto a esas situaciones humorísticas sojuzgadas por el peso del absurdo y/o de lo surrealista— pero con los códigos inherentes a una realidad social en que mediada la década de los sesenta aún fundamentaba su discurso conservador en la represión sexual y en ocultar ciertos comportamientos nada «ejemplificantes» para el conjunto de la sociedad. De ahí que mostrar la tentativa de suicidio del joven Miloš (en un ritual que apuesta por lo explícito en lugar de recurrir a los «fueras de campo», recurso indisociable a la práctica cinematográfica) sacudiera el patio de butacas de los cines de la extinta Checoeslovaquia a partir de su puesta de largo en noviembre de 1966. Aún quedarían muchos meses por delante para que llegaran los reconocimientos internacionales, en los premios BAFTA y en los Oscar®, librando una estatuilla dorada con una fuerte carga simbólica para muchos de los compatriotas de Menzel.•  
 
 
.
(Homenaje a Max Von Sydow) 

Histórico de Clásicos de Nuestro tiempo


 

   (1969, Dennis Hopper)
OPEN RANGE  (2003, Kevin Costner)